Edita Barcelona concluye con la propuesta de un 'Pacto de Estado para la Cultura'

Fernando Benzo, secretario de Estado de Cultura, fue el encargado de cerrar la segunda edición de Edita Barcelona proponiendo un Pacto de Estado para la Cultura para afrontar los principales retos del sector y para luchar de manera eficaz contra la piratería. “Todos formamos parte de un mismo lugar, la comunidad del libro. Y Barcelona es una gran capital cultural“, ha afirmado. Patrici Tixis, presidente del Gremi d’Editors, ha destacado que en los últimos meses las administraciones públicas, Estado, Generalitat y Ayuntamiento, han entendido la importancia del sector editorial, poniendo en marcha medidas operativas, y se ha mostrado optimista respeto al futuro del mundo del libro. “La lucha contra la piratería también es una batalla moral“, ha defendido, por su parte, Óscar Sáenz de Santa María, director general de Industrias Culturales y del Libro del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, en el Foro Edita Barcelona.

En la mesa redonda dedicada al fomento de la lectura también han participado Valentí Oviedo (gerente del Institut de Cultura de Barcelona), Marta Rivera de la Cruz (presidenta de la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados), y Joaquim Torrent (director general de Creació i Empreses Culturals del Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya). “Leer requiere un esfuerzo intelectual. Pero la ley del mínimo esfuerzo y la pereza han producido un neoanalfabetismo. El verdadero fomento de la lectura tiene que ver con sugestionar y dar placer“, ha dicho Valentí Oviedo. Marta Rivera de la Cruz, por su parte, considera que “hemos hablado demasiado de cultura gratuita, que no es lo mismo que la cultura accesible. La cultura es un bien y tiene un valor, y hemos de ser conscientes de ello“. Joaquim Torrent cree que “sin lectura no hay cultura” y, además, puede ser “la puerta de entrada a otros sectores“. “Un plan de lectura tiene que contar con un presupuesto asociado para que tenga credibilidad“, ha insistido.

Una matinal rica en debates

La tercera y última jornada de Edita Barcelona arrancó a primera hora de la mañana con una conferencia de la editora Teresa Cremisi, quien ha recapitulado sus experiencias, y ha analizado el presente del sector desde una perspectiva francesa, asegurando que la revolución digital no ha transformado de una manera sustancial el oficio.

Más tarde tuvo lugar la mesa redonda sobre las nuevas tendencias de la ficción, en la que participaron Jordi Muñoz (Escola d’Escriptura de l’Ateneu Barcelonès), Aniol Rafel (Edicions del Periscopi), Elena Ramírez (Seix Barral) y Pilar Reyes (Alfaguara).

El debate se centró, después, en el paso del libro a la pantalla, una mesa en la que participaron Agustín Díaz Yanes (guionista, director de cine y escritor), Mikel Lejarza (Atresmedia Cine) y Xavier Marcé (economista y gestor cultural). Precisamente Marcé ha sostenido que “una sociedad que no fomenta la diversidad desaparece culturalmente“. “Pero hemos de aportar calidad, no únicamente cantidad“, puntualiza el gestor cultural.

El periodista cultural y codirector del Foro Edita Barcelona Sergio Vila-Sanjuán ha compartido algunas de las conclusiones del foro. “Hemos creado un horizonte de expectativas positivas que pueden ser útiles a todo el ecosistema, y hemos tenido una visión internacional para conocer otras experiencias“, ha explicado. “Esperamos que pronto el Foro Edita sea una joven tradición en Barcelona“, ha concluido.

El encuentro, organizado por el Gremi d’Editors de Catalunya y el Máster de Edición de la Universitat Pompeu Fabra, ha tenido lugar en la capital catalana durante tres días, del 5 al 7 de julio, y ha ofrecido una mirada hacia el año 2030.

Los organizadores han anunciado un nuevo foro para los días 4, 5 y 6 de julio de 2018, después de que este año se haya prácticamente doblado la participación de la anterior edición, con alrededor de 300 inscritos, entre ellos más de 40 ponentes nacionales e internacionales.

.