¿Es el videojuego el séptimo arte?

Si te interesa el diseño y el arte, ya sea como simple afición o para dedicarte a ello en un futuro, te proponemos un reto: vamos a centrarnos hoy en los nuevos paradigmas creativos que surgen de los videojuegos. Un debate polémico y abierto entre los defensores y detractores del Game Art. Hablamos de todo ello con Daniel Sanchez Crespo, director del Máster en Videojuegos de la UPF Barcelona School of Management y, en su faceta profesional, director general de Novarama, creadores de los populares Invizimals.

La enumeración de las artes proviene de una clasificación realizada durante el período helenístico que clasificó como artes clásicas la Literatura, la Música, la Danza, la Pintura, la Escultura y la arquitectura. Posteriormente, otras disciplinas como el Cine, la Fotografía o el Cómic han competido por el séptimo y el octavo puesto y ahora aparece un nuevo competidor: el videojuego, del que muchos ya hablan como ‘el nuevo arte’.

‘No hay duda ya que los videojuegos son un modo de expresión creciente en la sociedad moderna. Crear videojuegos es crear mundos, personajes, historias, diseños, narrativas… El videojuego ha pasado de ser un entretenimiento a un fenónemo cultural y es ahí, cuando se multiplica el público y el negocio crece, cuando la expresión artística empieza a ser un elemento diferenciador con mayor peso’, explica Daniel Sanchez Crespo, director del Máster en Videojuegos de la Universidad Pompeu Fabra y, en su faceta profesional, director general de Novarama, creadores de los populares Invizimals.

La industria de los videojuegos facturó en España 1.083 millones de euros en 2015, según  datos de la Asociación Española de Videojuegos, cifra que casi dobla a la industria del cine (571 millones de euros, según datos de Rentrak). De hecho, desde hace varios años la facturación del videojuego supera a la suma de música y cine.  ‘Si en los 80 los juegos eran muy funcionales y similares entre sí, actualmente existen diversidad de estilos. El público se ha vuelto exigente y pide más. La industria es fuerte y no para de crecer y hoy un videojuego es mucho más que un juego. Es emoción, narrativa, estética, en definitiva, arte’.

Sánchez Crespo cita innumerables ejemplos: Blues and Bullets, de A Crowd of Monsters, inspirados en la estética de Sin City. ‘Blues and Bullets es un thriller ambientado en una historia alternativa entre Eliot Ness y Al Capone y con la estética Sin City, muy cercano al cómic, con de claroscuros, sombras y que utiliza el color para resaltar detalles, pero con la esencia de una película de acción’. Pero hay más: Sword and Sworcery, inspirado en el PIXEL ART de los 80; ICO, en las pinturas de Georgio de Chirico; Kentucky Road Zero, en las pinturas y la estética del pintor americano Hopper; Rime, con un tratamiento de luz inspirado en Sorolla; Monument Valley, en el arte moderno o CUPHEAD, en la animación tradicional de los años 30. ‘Hablar de videojuegos hoy es hablar de productos culturales y artísticos sin más’, constata Sánchez Crespo.

Por eso cada vez más, en las empresas de videojuegos el peso del profesional artístico es mayor. ‘Hoy en día en todas las empresas, el 50 por ciento del personal son artistas’. Directores de arte, iluminadores, texturizadores, escultores, animadores, y todo tipo de profesionales procedentes de bellas artes, el cómic, el diseño gráfico, la arquitectura y el interiorismo , la música, el arte visual y conceptual’. Lo mismo sucede en las Universidades, los másters de videojuegos se configuran en un 50% de ingenieros y programadores y un 50% de perfiles artísticos. Y para los más escépticos, Sánchez-Crespo remata: ‘El museo de arte moderno de Nueva York, MoMA, lo reconoció con una exposición permanente dedicada al arte de los videojuegos en el museo’.

Así es el Máster de Videojuegos de la UPF Barcelona School of Management

Un master, dos roles:

Hay contenidos comunes pero debes especializarse según tu rol de:

  • Programador (gráfica, artificial, para redes o para audio)
  • Arte y Diseño (modelado y texturizado, animación de personajes, audio, interfaces, dirección de arte)

Proyecto final

Alumnos de los dos perfiles se unen para conformar un equipo similar a los que se producen en la industria y deben desarrollar un proyecto real de videojuego. Algunos de estos proyectos han obtenido numerosos premios y reconocimientos (PlayStation/Art Futura, Creanimax, Independent Games Festival) y han sido desarrollados por la industria.

Talento emprendedor

La mayoría de Juegos como Castlevania, Commandos, y que éxitos internacionales como Grand Theft Auto, Crysis o FIFA tienen en su equipo de desarrollo a alumnos del Máster en Creación de Videojuegos de la UPF Barcelona School of Management. Antiguos alumnos del máster han fundado sus propias empresas como Wake Studios, A Crowd of Monsters y Lince Works.

Otros datos de interés:

Inicio de clases: 03 octubre 2016

Fin de clases: 29 junio 2017

Fin de programa: 30 noviembre 2017

Idioma de impartición: español

Horario: De lunes a viernes de 18.00 a 21.00 h.

Créditos ECTS: 60

Modalidad: Presencial

Precio: 8.800,00 €

Ubicación: Edificio Balmes de la UPF Barcelona School of Management

.