Cinco tendencias globales que debes exigir a un MBA

El sector de la “business education” se ha expandido enormemente durante las últimas décadas. El número de escuelas de negocios ha pasado de un centenar a más de 12.000 en un siglo y, pese a la crisis, los MBA (Master in Business Administration) siguen siendo el título más demandado y valorado por su proyección profesional y sus oportunidades de dar un salto laboral y salarial. 

Pero ¿cómo elegir el MBA adecuado? Estan son las tendencias de cinco de las escuelas de negocio internacionales más innovadoras como la d-School Stanford (California), la Rotman School of Managament (Canadá), Timi Akatemia (Finlandia), Kaos Pilot (Dinamarca) o The New School (New York) que nosotros hemos incorporado:

  • Learning by doing. Metodología de formación basada en el aprendizaje experiencial. Las ventajas de este tipo de metodología son múltiples, ya que el alumno obtiene una experiencia práctica y aprende de sus propios errores hasta obtener la respuesta correcta, además de comprender mejor los conceptos y desarrollar el pensamiento crítico. 
  • Multidisciplinariedad. La multidisciplinariedad es un elemento clave para la creatividad y la innovación. La formación multidisciplinar integra actores, elementos y valores de múltiples áreas del saber, el conocimiento y la técnica práctica y ello ayuda a identificar sinergias, analogías  y enfoques desde múltiples puntos de vista.
  • Coach Profesor. Los profesores ejercen como guías de los alumnos. El profesor, por tanto, debe dejar de ser un mero instructor de contenidos para convertirse en un consejero, un mentor que le ayude a identificar los conocimientos clave que debe adquirir, a cuestionar lo establecido y a desarrollar soluciones y propuestas innovadoras.
  • Pedagogía invertida: La pedagogía inversa (Flipped Learning) consiste en distribuir la tradicional clase magistral o de explicación de conceptos en formato vídeo a los alumnos para su estudio en casa y dedicar las horas de clase al trabajo directo con los alumnos para la resolución de problemas más personalizados.
  • Personalización.  No todas las empresas son iguales ni todos los alumnos tienen la misma formación o experiencia. Ese hándicap detectado en las aulas requiere un trabajo personalizado capaz de analizar y determinar las necesidades de cada uno de los estudiantes de forma individualizada. Hasta un 40% del Executive MBA de la UPF Barcelona School of Management es personalizado y moldeable a las necesidades de cada participante. En este nuevo MBA se pretende que cada estudiante tenga su propio itinerario formativo y salga con una experiencia de trabajo, con un proyecto propio y unos conocimientos y capacidades directivas que le permitan poner en marcha ese proyecto o cualquier otro en el ámbito profesional.
.