‘La era industrial se ha terminado, estamos en la era del conocimiento’

Borja Vilaseca es periodista, escritor, conferenciante pero sobretodo es un gran experto en  temas de Desarrollo Personal y Liderazgo. Ha escrito los libros Encantado de conocerme, El principito se pone la corbata o Qué harías si no tuvieras miedo, entre otros. En el taller organizado por el Servicio de Carreras Profesionales de la UPF Barcelona School of Management i el UPF-IDEC, Vilaseca habló del valor de reinventarse profesionalmente y de las claves  prácticas para prosperar en la era del conocimiento.  ‘Hemos recibido una educación industrial, es decir, unas consignas profesionales, laborales y económicas que han dejado de existir.  El mundo para el que fuimos educados no existe, ha cambiado. Y a menos que comprendamos e interioricemos las nuevas reglas de juego, no conseguiremos adaptarnos’.

Según Vilaseca,  el cambio de reglas que impone la era del conocimiento supone tomar  las riendas de nuestra vida y nuestra profesión. ‘Hay que olvidarse del hecho que Papa Estado y Mama Corporación se hagan cargo de nosotros. Ahora son tiempos de libertad, responsabilidad y madurez en lo profesional. Tenemos que hacernos cargo de nosotros mismos e incluso crear nuestra propia profesión y eso no es fácil’.  

     

Para Vilaseca es esencial en esta nueva era trabajar la educación emocional a través del autoconocimiento. ‘Esta es sin duda una de las lagunas del sistema educativo. Las personas debemos aprender a gestionar el mundo emocional que está en nuestro interior para desarrollar nuestro talento, nuestras capacidades, nuestras fortalezas que son innatas en nosotros. Se trata de ir quitándonos capas de condicionamiento para sanar la autoestima, fortalecer la confianza y tener otra visión de nosotros mismos’. ¿A qué se refiere exactamente? ‘Hay que hacer ese click que es concebirnos como la oferta. Descubrir en nosotros nuestras capacidades y fortalezas (creatividad, conocimiento, capacidad de trabajo...) y mirar a la sociedad desde la vocación de servicio, desde la responsabilidad y creencia de que podemos aportar  valor’. Vilaseca habla de autoconocimiento, de reinventarse, de marca personal, de modelos de negocio para emprendedores, de inteligencia financiera. ‘Hay también que aprender a manejar con conciencia el dinero porque no vamos a tener jubilación y vamos a tener que prever situaciones económicas más allá del Estado de Bienestar’.

Motivación e inspiración son para Vilaseca dos palabras clave. ‘Son imprescindibles para seguir recorriendo este proceso de aprendizaje que nos permita  relacionarnos con la realidad actual desde otra perspectiva y que genere mas satisfacción y más sentido a a las personas de manera que ya no dependa más de las empresas, el Estado o los bancos, sino de nosotros mismos. 

.