Susana Díaz y la personalización de la política

¿Quién gana unas elecciones, el líder o el partido? ¿El líder nace o se hace a través de la comunicación? Desde la perspectiva de la comunicación política, el triunfo de Susana Díaz en las elecciones andaluzas tiene mucho que ver con la campaña electoral. ‘Desde el punto de vista de la comunicación política, hay tres elementos claves para una buena campaña que Susana Díaz ha cumplido a la perfección’, apunta Toni Aira, director del Máster en Comunicación Política e Institucional del UPF-IDEC. ¿Y cuáles son?

-    Personalización. Poner al candidato por encima de la marca del partido. El slogan YoconSusana y toda la campaña la ha liderado Susana Díaz y su imagen.

-    Simplificación en el mensaje. El PSOE ha hecho una campaña sin alto contenido programático y con un mensaje muy basado en el slogan, es decir, en su candidata, su empatía y liderazgo, y la defensa del nacionalismo andaluz.  La palabra más repetida en los discursos de Susana Díaz ha sido Andalucía, la defensa de la tierra y los andaluces por encima de todo y hasta su vestuario ha sido cuidado (la noche electoral vistió de blanco y verde, los colores de la bandera andaluza).

-    Impacto emocional. Su embarazo, su proximidad, los abrazos, los mensajes de apoyo y regalos hechos públicos, el continuo recordatorio a su origen humilde, su orgullo andaluz, ir a votar con la sobrina... Susana Díaz ha optado por la emocionalidad y se la ha llegado a comparar con Evita Perón en sus discursos.

‘Sin duda, el triunfo de Susana Díaz tiene mucho que ver con haber sabido explotar estos tres elementos’, apunta Aira. Por contra –argumenta Aira- el PP ha presentado un candidato muy desconocido y ha intentado tirar de marca PP pero, pese a los datos de recuperación económica, no funciona porque la gente no ha notado la recuperación y aún tiene muy presentes temas como Bárcenas, corrupción, etc.

Aira considera ‘meritorios’ los resultados obtenidos por Podemos y Ciudadanos. ‘Los dos recogen el voto del ciudadano cansado de los partidos existentes, unos desde la vertiente de la indignación y los otros de la regeneración’. Con respecto a UPyD, Toni Aira lo tiene claro. ‘Demasiadas contradicciones, la gente no ve regeneración en candidatos que llevan más de 30 años en la política’.

.