Cuatro estudiantes del Master in International Business competirán en la final regional de Dubai por el premio Hult 2014

Cuatro alumnos de la Barcelona School of Management de la Universidad Pompeu Fabra han sido seleccionados entre 10.000 participantes de 150 países y 350 universidades del mundo para competir en el Hult Prize. Este Premio, valorado en 1 millón de dólares, se realiza en asociación con la Hult International Business School y Clinton Global Initiative con el objetivo de ayudar a los emprendedores sociales a desarrollar sus proyectos, y en sólo cuatro ediciones se ha convertido en el concurso internacional de estudiantes más grande del mundo con un premio económico único que se destina a la ejecución del proyecto ganador con fines sociales.

El equipo formado por los alumnos Sharon Zhengyan (Estados Unidos), Jonathan Scott (Australia), Laura Bayona (España) y Martín George Kinyaha (Tanzania) ha sido escogido para participar en la semifinal de la quinta edición de este premio de emprendimiento social con el reto de presentar una propuesta sustentable de interés social que contribuya a prevenir las enfermedades crónicas no transmisibles entre 250 millones de personas que habitan en barrios populares alrededor del mundo. Los cuatro estudiantes están actualmente cursando el Master of Science en International Business que imparte la Barcelona School of Management junto con ESCI.

En total han sido seleccionados 200 equipos de estudiantes de todo el mundo, entre los que se encuentra la Barcelona School of Management, que competirán en seis ciudades diferentes (Boston, San Francisco, Londres, Dubai, Shanghai y Sao Paulo). Esta competición regional tendrá lugar del 7 al 8 de marzo de 2014 y el equipo de la Pompeu Fabra asistirá a la prueba de la ciudad de Dubai. ‘La asistencia a esta parte de la competición ya es todo un éxito porque estos estudiantes van a vivir una experiencia única y altamente formativa a la hora de preparar el proyecto, la exposición y la presentación frente a una élite académica y profesional’, explica Mercè Roca, directora académica del Máster en International Business.

La escuela y el profesorado se ha volcado ahora en el apoyo a los estudiantes. ‘El Hult es como un acelerador de la emprendeduría. Promueve el emprendimiento social y nuestro equipo se caracteriza por ser unos jóvenes muy capaces, multidisciplinares y con muchas ideas y mucha energía. Además, representan un equipo muy internacional y esa visión global del mundo y sus valores altamente sociales es su gran baza en este concurso’.

Ganar la final regional tiene también premio. Y es que tras las finales regionales, un equipo ganador de cada ciudad se traslada a una incubadora de empresas de verano, donde los participantes reciben orientación, asesoramiento y planificación estratégica, ya que crean los planes y prototipos de su propuesta de negocio social. Una ronda final, en septiembre, selecciona un equipo ganador, que será galardonado con el Premio Hult de un millón de dólares.  

La experiencia "Masters of Science" 

Los cuatro jóvenes participantes en el Hult Prize están cursando el Master of Science in International Business, uno de los Másters of Science ofrecido por la Barcelona School of Management (en este caso conjuntamente con ESCI). Estos programas están especialmente diseñado para jóvenes licenciados que buscan una especialización formativa y al mismo tiempo adquirir una nueva manera de trabajar y de aportar al mundo del management, desde la transversalidad, la analítica y el apoyo científico.

Los Masters of Science se distinguen del resto de programas convencionales por su innovadora metodología de aproximación al conocimiento. Esta se basa en el análisis y procesamiento de datos objetivos y utiliza el rigor de las cifras y el empirismo científico como herramientas clave para la gestión integral de la empresa. Esta nueva metodología de aprendizaje supone un cambio de mentalidad en la estructura operativa tradicional de las empresas y prepara a los estudiantes para el management del siglo XXI. Y es que la velocidad en que todo cambia en los mercados y en la misma sociedad requiere nuevas formas y modelos de enseñanza que generen profesionales más transversales y con capacidad para tratar el valor de la información y los datos de un mundo cada vez más global e infoxificado.

.