¿Por qué mi página no sale entre los 10 primeros resultados de Google?

Artículo de Cristòfol Rovira, codirector del Máster Universitario en Buscadores del UPF-IDEC

Si esta pregunta no es la del millón de dólares, poco le falta, especialmente ahora que Google acaba de modificar su algoritmo para la presentación de resultados.  El problema está en que Google no suele dar muchos detalles para evitar dar pistas a los que quieren tomar atajos y colocar de forma fraudulenta sitios web de poca calidad en las primeras posiciones. Gracias a las respuestas vagas de Google y el ensayo y error, sabemos que hay  muchos elementos que intervienen: las palabras del título, la calidad del contenido, los enlaces recibidos, el tráfico recibido... y un larguísimo etcétera que algunos “gurus” del SEO (Search Engine Optimization) alargan hasta los 200 ó más factores que tienen influencia directa en el posición que ocupan las páginas en los listados de resultados de Google. Para complicarlo un poco más, Google va incorporando periódicamente mejoras en la ordenación porque cada día sabe más de nosotros como usuarios del buscador, cada día tienen una mejor tecnología y cada día los defraudadores son más listos. Son los llamados “cambios en la algoritmo” de Google que de vez en cuando ponen patas arriba el trabajo de millones de profesionales dedicados a optimizar el posicionamiento de millones de sitios web de empresas, instituciones o personas. 

Muy bien, hasta ahora hemos dado una respuesta larga que no responde. Como a menudo hacen los políticos. Pero cuál sería la respuesta corta a la pregunta  ¿porqué mi página no sale entre los 10 primeros resultados de Google? La respuesta más corta posible sería: porque hay otras páginas de mayor calidad que tienen una mejor aceptación.

No hay que perder de vista que Google cuando ordena los resultados intenta poner primero las mejores páginas, las de mayor calidad, pero aplicando un procedimiento automático basado en indicadores cuantitativos y medibles obtenidos a partir de la información disponible en Internet. Y calidad entendida en su más amplio sentido: contenidos, redactado, diseño gráfico responsive, usabilidad, accesible desde diferentes dispositivos, acceso móvil... y que además la página tenga mucho tráfico, muchos enlaces entrantes, esté muy citada en las redes sociales y sea realmente interesante para que los usuarios que la visitan realmente la lean y no se vayan corriendo nada más llegar.

Google tiene todos estos datos, y más, para estimar hasta que punto una página es buena... y no suele fallar. Este es el principal motivo de su éxito. En fin, sin darnos cuenta la respuesta corta se nos ha vuelto también larga. 

.