¿Por qué Donna Karan abandona DKNY? Análisis de moda

Donna Karan es uno de los pesos pesados de la industria de la moda y ha anunciado de forma inesperada su retiro del diseño y el abandono de su firma homónima. A sus 66 años, la diseñadora estadounidense ha comunicado que se despide de la marca después de 30 años de una trayectoria de éxito, pero que la deja en buenas manos (los creativos Dao-Yi Chow y Maxwell Osborn) para que continúe su camino. ‘DK ha sido y es una de las marcas representativas del estilo de vida USA, que, junto a Ralph Lauren y Calvin Klein, llegaron a Europa a principios de los 90’, explica Inmaculada Urrea, directora del Postgrado en Comunicación y Periodismo de Moda 3.0 del UPF-IDEC.

Urrea explica que la marca fue fundada en 1985, con un un concepto de ropa urbana basado en la comodidad y la funcionalidad, encarnado en la imagen de la neoyorkina de Manhattan, con su concepto de vida cosmopolita. ‘Su objetivo era crear un armario completo para sus clientes. En un principio se distinguió por crear un estilo urbano y elegante para las mujeres ejecutivas, que llegó a su máxima expresión con su impactante campaña publicitaria de 1992 In Women We Trust, donde una mujer emulaba ser la presidenta de EE.UU’.

Urrea recuerda que la propia Donna Karan dijo: "Quiero diseñar vestidos modernos para personas modernas". ‘Karan era una mujer que diseñaba para mujeres, pensando en todas sus necesidades, sin idealizarlas, retomando el camino abierto por Chanel primero y Armani después y con este concepto creó DK Essentials, una línea de siete prendas básicas (americana, body, falda, pantalón, jersey, abrigo, vestido de noche), combinables entre sí, utilizando el negro como color fundamental y colores neutros, con tejidos de tacto sensual’, relata Urrea.

A mediados de los noventa su estilo se adaptó a un concepto de ropa entre el sport y lo elegante, definido como free-wear. A finales de los 90 Donna Karan disponía ya de infinidad de colecciones que comprendían incluso una línea para el hogar y su marca era ya un símbolo de la cultura y la moda neoyorquina.

En 2000 Donna Karan vende su firma al grupo francés LVMH. ¿Por qué dice adiós ahora? Immaculada Urrea no muestra extrañeza. ‘Creo que la marca no estaba dando los resultados esperados en el LVMH y que por eso se retira, antes de que “la retiren”. Pero estoy convencida de que ahora veremos una renovación de su estilo. Habrá que ver si eso consigue rentabilizarla’, señala la profesora del UPF-IDEC.

.