Plan Nacional de Impulso a la Mediación en Cataluña

El departamento de Justicia de la Generalitat de Cataluña se ha fijado el reto de doblar el número de expedientes en que ambas partes llegan a un acuerdo, aparte del juzgado, mediante un Plan nacional de Impulso a la mediación. Actualmente el 50% de las mediaciones finalizadas se cierran con un acuerdo satisfactorio para las partes. ‘Es importante que la ciudadanía conozca un recurso que tiene a su alcance y no lo usa con la frecuencia que podría. Mucha gente ignora, aun hoy en día, que la Mediación es una realidad en nuestro entorno’, afirma Javier Wilhelm, codirector del Máster en Mediación Profesional del UPF-IDEC.

Cataluña fue la primera comunidad autónoma que aprobó una ley de mediación familiar del año 2001, la cual fue un referente para otras iniciativas autonómicas, que, desde entonces, aprobaron sus leyes. La Ley de mediación familiar 1/2001 se limitaba a regular las soluciones de conflictos en situaciones de crisis de convivencia de las parejas, en caso de ruptura, separación o divorcio.

En 2009 se aprobó la Ley 15/2009 en el ámbito del derecho privado, también pionera en España, que, por una parte, ampliaba el objeto de la mediación en cualquier conflicto en el ámbito de la persona y la familia y, por otro, extendía el objeto de la mediación en la mediación civil en aquellos casos en que se produce una ruptura de la comunicación personal entre las partes cuando éstas deben mantener relaciones en el futuro, como ahora conflictos entre asociaciones y fundaciones, en la convivencia ciudadana y vecinal, en el ámbito de la propiedad horizontal, etc. ‘La mediación no sólo resuelve de una forma cuidadosa los conflictos de la gente, también es un modelo de aprendizaje para quienes hayan pasado por ella. En mediación la gente aprende a escuchar, a hacer silencios y reflexionar, a emocionarse, a cambiar, a pensar en uno mismo y en el otro’, insiste Whilhelm quien añade: ‘Cuando un gobierno legisla para impulsar e implementar un sistema beneficioso para los ciudadanos, debería estar respaldado por los mismos; pero para esto debe ser conocido y hay que invertir recursos para difundirlo adecuadamente, de ahí, la importancia de todas las acciones del Día Europeo de la Mediación’.

 

 

 

.