Pere Notó analiza la etimología de la palabra psicología

El director del Programa de postgrado de Formación Psicosocial, Pere Notó, reflexiona sobre la etimología de la palabra psicología en un articulo publicado en La Vanguardia (25/03/10). El profesor de Psicología Social del departamento de Ciencias Políticas i Sociales de la UPF analiza las raíces de la palabra psicología, formado por raíces griegas psico o psique (alma, mente o espíritu humano) i logia o logos (capacidad humana de utilizar verbalmente los conceptos).

El psicoanalista SEP-IPA (Sociedad Española de Psicoanálisis-Asociación Psicoanalítica Internacional) define en este mismo artículo la psicología como ?la ciencia que estudia la personalidad, las relaciones humanas y la conducta?.

Clica aquí para leer el artículo completo (acceso sólo habilitado para los subscriptores del periódico La Vanguardia).

Para los no subscriptores, el IDEC pone a su alcance el artículo completo:

?Psicología? per Pere Notó

Hace mucho tiempo que defino psicología a mis alumnos así: es la ciencia que estudia la personalidad, las relaciones humanas y la conducta. Sin embargo, es también bueno reflexionar sobre la etimología de esta palabra compuesta.

Psicología es una palabra de origen griego formada por la raíz psico o psique que podemos traducir por alma, mente, espíritu humano, es decir, personalidad entendida como el conjunto de aspectos psicológicos que nos caracterizan de forma singular y que fundamentalmente son el pensamiento, las emociones y la palabra o habla, lo que llamamos cognición.

La segunda parte es logia o logos,que en la Grecia clásica sirve para referirse a la capacidad humana para utilizar los conceptos, los argumentos especialmente en su formulación verbal. La logia es la capacidad para tratar cualquier asunto con las cuatro facetas del logos:concepto, argumentación, orden lógico y lenguaje.

Cuando aplicamos la logia a la psique estamos realizando el objetivo de la psicología, es decir, tratar del alma humana.

La filosofía y todas las ciencias empíricas buscan aunar las capacidades de argumentar y conceptuar la experiencia y la observación de un campo delimitado con formulaciones pragmáticas o teorías generales. Todas las disciplinas anhelan el conocimiento como todas las personas deseamos saber, un impulso que caracteriza a nuestra especie y al que llamamos curiosidad. En la psicología nos permite conocernos mejor a nosotros mismos, ya que somos los actores principales en esta aventura investigadora. Las personas cuando tratamos con el saber necesitamos usar las palabras, y ellas nos permiten una dimensión especialísima de las relaciones humanas: el diálogo, que nos ayuda y es indispensable para ahondar y mejorar nuestros conocimientos con esfuerzo, cooperación y amor. Con el lenguaje expresamos la confrontación, la discusión como manifestación verbalizada de las discrepancias que pueden llegar a ser funestas, odiosas y destructivas, pero que son indispensables para la reflexión crítica.

El lenguaje nos habla de la cultura, de las relaciones humanas y del grupo. Dijo Freud "toda psicología es psicología social", de ahí su interés para las relaciones laborales y para las ciencias políticas.

P. NOTÓ, profesor de Psicología Social, departamento de Ciencias Políticas y Sociales (UPF), psicoanalista

Artículo publicado en la página 24 de La Vanguardia (25/03/2010)

.