El 18% de los proyectos de emprendedores aguantan cuatro años de vida y sólo 1 de cada 10.000 será un negocio centenario

Poner en marcha un proyecto empresarial y mantenerlo en el tiempo es uno de los retos más difíciles a los que se enfrentan los empresarios y emprendedores. Para superarlo, lo más útil es conocer cuáles son las estrategias y las tácticas que aplican las empresas que aguantan el tirón y que generan más riqueza.

Eso es lo que analiza el libro de Oriol Amat y Pilar Lloret, “Avanzando, claves para sobrevivir y crecer”, presentado esta semana en el auditorio del IDEC-UNiversitat Pompeu Fabra. En él se engloba una investigación que demuestra que apenas el 18% de los nuevos proyectos de emprendedores aguanta más de cuatro años en marcha, y sólo 1 de cada 10.000 logrará ser una empresa centenaria. Para llevar a cabo este trabajo, identificaron 470.000 empresas y seleccionaron 100 cuyo modelo de negocio ha sido un éxito.

La presentación del libro se celebró junto a una mesa redonda a la que asistieron Carme Martinell, directora general de la Fundación Privada Institut d’Educació Contínua, Jaume Alsina, presidente del Grupo Alimentario Guissona, Joan Font, presidente del Grupo Bon Preu, José Ignacio Hornos, director general de General Lab, y Josep Lagares, director de Metalquimia quienes explicaron factores clave de su éxito y su visión del futuro. 

Josep Lagares de Metalquimia habló de creativación, un término que utiliza para dar valor a la creatividad y la innovación en su empresa. Jaume Alsina de Bon Area reconoció que fue el momento más crítico empresarialmente fue cuando tomaron la decisión de abrir sus propias tiendas y perdieron a todos sus clientes como distribuidores. Momento crítico también el de General Lab con la Guerra del Golfo cuando se les cancelaron todos los pedidos y tuvieron que hipotecar casas y pedir préstamos para aguantar la empresa. Hoy, el 80 por ciento de su facturación es internacional. Joan Font, de Bon Preu, destacó la necesidad constante en el sector alimentario de estar cerca del cliente/consumidor para identificar sus necesidades, los cambios de hábito, la evolución de la demanda, etc. Todos coincidieron en afirmar que el salto de negocio familiar a empresa multinacional es una de las decisiones empresariales más difíciles que han tomado en su vida.  

 

Ciclos de vida

Precisamente, estas y otras empresas son las que analiza el libro de Oriol Amat y Pilar Lloret. Tras hacer un laborioso análisis, consiguen explicar las características de los modelos de negocio y el ciclo de vida de las empresas de manera muy gráfica. Según sus datos, si escogemos una base de 10.900 personas, de éstas sólo 1.200 tendrán capacidad para desarrollar una actividad empresarial. De éstas, se estima que 603, la mitad, decidirán emprender un nuevo negocio. Pero cuatro meses después, sólo 208 se mantendrán en el intento. Y si alargamos el periodo a cuatro años, apenas 104 empresas de las que se lanzaron a emprender seguirán vivas, casi el 18%.

Sobre esa base, el estudio de estos dos economistas explica que en las empresas se ponen en marcha procesos de gestión como la retribución variable, la internacionalización y la profesionalización de los equipos humanos, marketing y una gestión financiera que cuide la proporción capital/deuda. Aún así, a los diez años de haber nacido, sólo 51 empresas aguantarían la situación y unas 36 podrían tener un crecimiento elevado, de más de un 20% de la facturación en tres años.

A partir esa situación, los estudios del profesor Amat señalan que las empresas se estabilizan en un 78% de los casos, mueren en un 18,9% y crecen en un 2,8%. Para ello tendrán que haber superado los problemas que plantea la sucesión, aplicar procesos de innovación constante y haber realizado una buena gestión económica. Al final, se estima que solo 1 de cada 10.000 empresas llega a centenaria.

Las claves del éxito empresarial según Oriol Amat se centran en tres factores clave: equipo, innovación y finanzas prudentes. Aunque si hay que escoger, el profesor de la Barcelona School of Management lo tiene claro: las personas son lo mas importante. “En cada historia de éxito hay alguien que tomó decisiones valientes”, asegura.

.