‘La mediación es un recurso al alza frente al colapso judicial’

  • El CGPJ, el Ministerio de Justicia y Comunidades Autonómas firman 27 convenios para impulsar la mediación en España

No hay duda que el número de asuntos que derivan los jueces a la mediación va a aumentar en España en los próximos años. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha suscrito esta semana un total de 27 convenios de colaboración con el Ministerio de Justicia y con once Comunidades Autónomas con competencias en esta materia, entre ellas Cataluña, con el objetivo de impulsar la mediación como fórmula alternativa o complementaria al proceso judicial. ‘De hecho Cataluña lleva ya colaborando con el CGPJ desde 1998 y el País Vasco desde 2007 con muy buenos resultados. De ahí que ahora se haya extendido al resto de comunidades que cada vez más ven en la mediación un recurso eficaz a la hora de solucionar problemas de diversa índole   alternativo a la vía judicial, donde se optimiza tiempo, dinero y energía. Es flexible, adaptándose a las necesidades de las personas, con las garantías de un mediador experto, neutral e imparcial que conduce el proceso y favorece el entendimiento entre los involucrados’, explica Javier Wilhelm, codirector del Máster en Mediación del UPF-IDEC. 

Con la firma de éstos convenios, según la secretaria de Estado, se da un paso más para la implantación de este instrumento, que apuesta por un sistema de justicia avanzado. Justicia se compromete a que el personal de Justicia, especialmente los secretarios judiciales, se impliquen en la mediación; la redacción de protocolos y en la creación de puntos de información en los órganos judiciales. ‘Que los jueces ofrezcan la mediación como recurso va a favorecer por un lado un mayor conocimiento de la mediación entre los ciudadanos y, en consecuencia, el desarrollo del mediador profesional y, por otro, ayudará a disminuir la carga de trabajo de jueces y tribunales’.

Los convenios establecen como obligaciones del CGPJ el dar a conocer la mediación y otras formas de resolución pacífica de conflictos entre los jueces y magistrados, mientras que el Ministerio de Justicia y las comunidades autónomas pondrán a disposición de los Juzgados y del público información sobre mediación y procurarán incluir estas formas de resolución de conflictos en el asesoramiento y orientación gratuitos previos al proceso judicial. ‘Sin duda cada vez más avanzamos hacia un país donde la mediación va a ser una profesión al alza. Se prevé un aumento de trabajo y de demanda del mercado laboral y, en consecuencia, de la formación profesionalizadora’, apunta Wilhelm.

El Máster en Mediación del UPF-IDEC lleva ya cuatro años formando profesionales y está homologado por la Generalitat de Cataluña y reconocido por el Ministerio de Justicia como Entidad Formadora de Mediación. 

.