La Plaga, la ópera prima de Neus Ballús , se estrena en Barcelona

La Plaga, la ópera prima de Neus Ballús, máster en Documental de Creación del  IDEC- Universitat Pompeu Fabra, se proyecta en los cines Aribau Club de Barcelona. El estreno tuvo lugar el pasado viernes y se proyectará hasta el 12 de septiembre, en tres sesiones:  16:30 , 19:00 y 22:00 horas , con un descuento del 25 % para los estudiantes con carnet de la UPF.

Neus Ballús es de Mollet del Vallés y tiene 33 años. Cursó el máster en Documental de Creación del IDEC- UPF hace una década. Luciano Rigolini, que fue su tutor en el máster (ya quien la directora considera su maestro), ahora se ha convertido en el coproductor de La Plaga .

La obra cinematográfica ha sido producida por la productora El Kinograf, en coproducción con Televisió de Catalunya y en colaboración con Arte France y ha sido uno de los dos únicos títulos españoles que fueron seleccionados para participar en la Berlinale 2013 y se ha convertido en la primera película catalana nominada al prestigioso premio LUX Prize 2013, otorgado por el Parlamento Europeo. Además, el jurado del Festival de Motovun (Croacia) le concedió este año el Premio Bauer a la mejor película del programa oficial .

La Plaga es un largometraje  a medio camino entre el documental y la ficción, que narra la historia de varios personajes que viven en Gallecs (Vallès Occidental), en el extrarradio de Barcelona, y la manera cómo se entrecruzan sus vidas . Se trata de un campesino que intenta hacer una producción ecológica; un luchador moldavo de lucha libre que para ganarse la vida tiene que trabajar en lo que sea; una anciana que debe dejar la casa paterna donde ha vivido para ir se a una residencia de ancianos; una enfermera filipina que acaba de llegar al país y una prostituta que cada vez tiene menos clientes.

Los protagonistas de La Plaga no son actores profesionales sino que se interpretan a sí mismos después de haber trabajado con la directora durante más de cuatro años.

Este largo proceso ha servido a Ballús para mostrar la incertidumbre y el espíritu de rebeldía que caracteriza la España de la crisis. Toda la construcción fílmica está al servicio de los personajes, a los que se ha dejado fluir: el film es una especie de plataforma elevada desde la que se pueden expresar, y pueden mostrar sus emociones y gestos más auténticos .

La Plaga se podrá ver también en otras ciudades españolas como Madrid, Girona, Palma de Mallorca o Valencia.

Anteriormente, Neus Ballús dirigió los cortos Quan Plovien bombes (2007), Pepitu Ricu (2008) i el premiado  Immersión (2009), un trabajo innovador que se grabó íntegramente en una piscina del barrio.

.