Josep Lafarga nos cuenta algunos datos sobre la salud del sector editorial y la relación del gremio con el Máster en Edición

  • El año pasado por Sant Jordi se vendieron 1,5 millones de libros y se facturó 20,35 millones de euros

La facturación de los libros se espera que aumente ligeramente en 2015 (en torno a un 3% aunque las cifras oficiales se conocerán en el mes de junio), según las estimaciones de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE). ‘Con la crisis, el sector ha perdido más del 30% de la facturación. En 2009 rondaba los 3.000 millones de euros y hoy está en torno a los 2.000 millones. La caída parece que se ha parado pero aún hay mucho por recuperar’, explica Josep Lafarga, Secretario General del Gremio de Editores de Catalunya. Con motivo de la celebración el próximo sábado 23 de abril del Día de Sant Jordi, los editores confían que el crecimiento de la facturación se mantenga.  

El último informe de hábitos de lectura de la Generalitat de Cataluña refleja que el 66,3% de los catalanes se declara lector y lee por ocio una media de 10,3 libros cada año. Hace cinco años eran el 62,3% aunque la media europea es del 68%. ‘Uno de los objetivos que debería tener el país es incrementar los hábitos de lectura y para ello hay que aplicar medidas a nivel educativo porque los hábitos lectores se cultivan desde pequeños y para ello la lectura en la escuela es esencial’. Sobre compra de libros, ha crecido el número de personas que adquieren libros, pasando del 46,5% en 2011 al 47,9% en 2015. Si bien hay más gente que compra libros, se constata que se compran menos ejemplares. La media es de siete libros al año. ‘Sólo el 5% de las ventas son digitales aunque el 24% de los catalanes declara que lee libros en soporte digital, por lo tanto, hay un notable gap fruto de la piratería y por eso hay que exigir un mayor  cumplimiento de la Ley de Propiedad Intelectual', explica Lafarga.

Respecto a Sant Jordi, las ventas del año pasado fueron de 1,5 millones de ejemplares y se facturó cerca de 20,35 millones de euros. Lafarga espera para este año que que el tiempo nos acompañe y que la gente disfrute de la fiesta”.

Barcelona, motor del sector

La declaración de Barcelona Ciudad de la Literatura por parte de la Unesco y su entrada en el marco de la Red de Ciudades Creativas de este organismo es una oportunidad para el sector editorial que confía que este reconocimiento facilite la consolidación de muchos de los eventos entorno al mundo del libro que ya se celebran en la ciudad: Setmana del Llibre en Català, BCN Negra, Setmana de la Poesia de Barcelona, etc., la creación de otros, impulsar el tejido de librerías, aumentar las ayudas a la formación en plena metamorfosis, la promoción de la lectura y de los autores en los centros escolares, etc.

Barcelona concentra las grandes editoriales como Planeta, Penguin Random House, RBA, Anagrama, Salamandra, Acantilado, entre muchas otras. ‘Es, sin duda, una de las grandes capitales editoriales del mundo y hay que poner todo esto en valor’.

Relación con el Máster en Edición

Lafarga reconoce que la Universidad Pompeu Fabra, por medio del profesor Javier Aparicio Maydeu y el Máster en Edición que imparte la UPF Barcelona School of Management, ha supuesto una gran aportación a la formación en el sector. ‘El Máster en Edición de la UPF, tras 20 años de formación, es todo un referente del mundo académico editorial en lengua española. Algunos de los 5.000 profesionales que actualmente trabajan en el sector han pasado por las aulas de la Pompeu y es indudable el valor que ha trasladado al sector’.  El Máster, que ha servido para proveer talento y profesionales en toda la cadena del libro, cuenta con el apoyo y colaboración de todo el sector editorial español, desde el Grupo Planeta, Anagrama, GOOGLE, Penguin Random House, Grup 62, Círculo de Lectores, CEDRO, la Feria del Libro de Frankfurt o el mismo el Gremio de Editores de Cataluña, entre muchos otros.

.