El humor y la comedia triunfan como maestro de ceremonias pero… ¿Cómo preparar un buen guión?

Humorista, maestro de ceremonias, actor, presentador, monologuista cómico, comentarista de radio y televisión, guionista, conferenciante… el humor y la comedia triunfa no sólo en teatros, radios y televisiones, también en las grandes galas y eventos de toda clase. Eva Hache presentó los premios de la Liga de Futbol Profesional, Dani Romero será el presentador de los Goya 2015 y el Neil Patrick Harris, más conocido como Barney Stinson en la comedia 'Cómo conocí a vuestra madre', conducirá la famosa gala de los Óscars.  

   

Pero ser maestro de ceremonias de una gala, reunión corporativa o entrega de premios no es tarea fácil. Requiere talento, ritmo, control, dotes de actor y sobretodo un buen guión.  ‘De todos los trabajos que un guionista y un creativo audiovisual puede desarrollar, la de escribir una gala de premios es quizá la que más miedo nos transmite’, admite Enric Pardo, guionista y creativo de ficción de El Terrat y codirector del Postgrado en Escritura del Guión Televisivo para Programas de Entretenimiento y Humor que imparte el UPF-IDEC. Hablamos con él sobre cómo se prepara el guión para una gala de estas características.

¿Qué requiere un guión para un maestro de ceremonias?

‘Por definición una gala siempre es larga y aburrida y tiene un problema añadido: existen demasiados agentes/clientes involucrados. En el caso de una entrega de premios cinematográficos como puedan ser los Goya o los Oscars, tienes que contentar y entretener a los compañeros de la junta de la Academia, a los profesionales de la industria, a la cadena de televisión y a los espectadores. Cada uno de estos clientes quiere algo completamente diferente incluso a veces contrapuesto. El hecho de que en los últimos tiempos se elija humoristas para conducir las galas es fruto de la transversalidad del humor y de la máxima que dice que ‘una cosa larga y divertida’ es mejor que ‘una larga y aburrida’.

¿Cuáles son las claves y los mecanismos del humor y la comicidad hoy en día?

El humor tiene varias claves y mecanismos. Técnicas que han funcionado toda la vida y que simplemente se van actualizando con el transcurrir del tiempo, perfeccionando y puliendo a base de talento y práctica. Por otra parte, las sociedades más avanzadas son aquellas que se pueden reír de sus desgracias. Actualmente vivimos muchas desgracias a nuestro alrededor. La emoción que predomina hoy en día es la indignación y la rabia y el humor lo utiliza y lo hace más viral.

¿Hay actores cómicos o actores con un buen guión?

Si no hay historia no hay comedia y por adición no hay actor. Si no existe chiste no hay humor. Ahora bien, un buen chiste puede ser tirado a la basura por un mal actor. Y un chiste normalito puede ser levantado hasta la risa por un actor excelente. Lo ideal es tratar de llegar al excelencia con un muy buen chiste y el mejor actor para defenderlo.

Mantener la atención del público en una gala tan larga y de formato repetitivo no es fácil, ¿qué hay que hacer?

Maravillas. Y recomiendo, no mirar twitter o te puedes querer suicidar. De hecho, en muchas ocasiones es más divertida la gala en twitter que la gala en la pantalla de la tele. De las últimas galas de entrega de premios que todos recordamos fueron las de los Globos de Oro conducidas por Ricky Gervais. El motivo es que fueron transgresoras y diferentes. Esta diferencia y originalidad con su humor punzante molestó a alguna gente, pero nos hizo reír a muchos otros. Cada vez que salía al escenario el espectador tenía la sensación de que podía decir cualquier cosa. Esta capacidad de romper las normas y las expectativas demuestra un talento extraordinario y el camino a seguir en una gala: que pueda pasar cualquier cosa y jugar con las expectativas del espectador.

Dirías que el humor es un arte o se puede trabajar.

El humor es un arte que necesita ser trabajado, como todas las artes. Ahora bien, los ingleses utilizan el término "play" (interpretar). A mí me gusta pensar que el humor es un arte con el que necesitas jugar.

.