La UPF rinde un sentido homenaje al editor Jaume Vallcorba

Jaume Vallcorba, profesor del Departamento de Humanidades de la UPF y del máster en Edición del UPF-IDEC y fundador de las editoriales Quaderns Crema y Acantilado, traspasado el mes de agosto de 2014, recibió ayer un sentido homenaje de la Universidad Pompeu Fabra.

El acto, que tuvo lugar en la sala de grados Albert Calsamiglia del edificio Roger de Lluria del campus de la Ciutadella, acogió cerca de un centenar de personas de referencia del mundo editorial y académico, así como familiares. En el homenaje pudieron escuchar y compartir las reflexiones sobre su persona y obra de compañeros de universidad y de profesión.

Intervinieron los profesores del Departamento de Humanidades de la UPF Javier Aparicio Maydeu, delegado de Cultura de la Universidad y director del Máster en Edición en el UPF-IDEC; Josep Maria Castellà, decano de la Facultad de Humanidades; Emilio Suárez de la Torre, director del Departamento; Rafael Argullol, catedrático de Estética y Teoría de las Artes, e Ignasi Moreta, también editor de Fragmenta.

Josep Maria Castellà, lo definió "como un creador de cánon en su faceta editorial y como el profesor tipo que quiere la Facultatd de Humanidades, con habilidad para establecer relaciones entre el conocimiento y para hablar de muchas disciplinas a la vez con facilidad". Añadió que "hay que reivindicarlo por la figura esencial que es en el mundo de la cultura de nuestro país".

Por su lado, Ignasi Moreta, exalumno de Vallcorba, empezó su intervención fijando sus cualidades como profesor al explicar que "era brillante porque en las clases tenía la gran habilidad de mezclar deliberadamente informaciones de primer y de segundo orden para captar la atención de los estudiantes". Además, le sorprendía "su gusto por manifestar criterios discordantes con las corrientes críticas, con una gran capacidad para juzgar con criterio propio los valores preestablecidos". En su vertiente como editor, Moreta aseguró que "Jaume Vallcorba es el referente por antonomasia para muchos editores de la siguiente generación".

Rafael Argullol destacó que Vallcorba "era imbatible como editor porque reunía una cualidades únicas. Tenía una cultura inmensa, jerárquicamente muy bien organizada, que abarcaba todas las épocas; esto lo combinaba con su pasión por la belleza y la obra bien hecha, y un gran olfato para orientarse en la vida práctica". Por otro lado, resaltó su atrevimiento a la hora de editar clásicos "porque tenía un compromiso con la cultura en el sentido más profundo de la palabra".

Asssitents a l'acte acadèmic en record de Jaume Vallcorba En este sentido, Emilio Suárez de la Torre reafirmó las palabras de Argullol y agradeció "la buena vista de Vallcorba para saber valorar que vale la pena dar a conocer el mundo de los clásicos". También destacó que "era un editor con una gran inteligencia para dedicarse a aquello importante, por encima de los negocios, con un gran sentido de la cultura".

El acto lo cerró Javier Aparicio, que resaltó "el papel destacado que tuvo en la creación de la Facultad de Humanidades de la UPF y la brutal inyección de adrenalina que les daba cada vez que iba a la universidad, tanto a los colegas como a los estudiantes". Como editor, "fue un maestro que tenía muy claro que si no hay riesgo, no hay triumfo" y remarcó "su relación enfermiza, en el buen sentido de la palabra, con los libreteros: luchaba por sus libros de forma personal, era una persona que tenía la cadena editorial muy metida en la cabeza". Finalmente, Aparicio destacó que Jaume Vallcorba era una persona "cosmopolita y transversal que potenció el vínculo entre la universidad y el mundo profesional, elemento que se tendría que recuperar en la actualidad"

Las últimas palabras de la intervención de Javier Aparició sirvieron para recordar la lección magistral de clausura de la edición 2014del máster en Edición del UPF-IDEC, que Jaume Vallcorba redactó pocas semanas antes de morir.

.