Un proyecto de Geocaching para Intercruises, ganador del Challenge 2015

  • El Challenge de la UPF Barcelona School of Management fomenta el acercamiento real entre empresa y universidad
  • El proyecto cautiva a Intercruises que valora implementar la propuesta y contar con el apoyo de los estudiantes

En las montañas, en los desiertos, en las ciudades, en la Antártida. Pocos rincones del mundo se escapan hoy del geocaching, el juego de esconder tesoros y publicar las coordenadas GPS para que la gente los encuentre. La moda del geocaching no para de crecer, especialmente entre los más jóvenes, y por ello no ha pasado por alto a los estudiantes de la UPF Barcelona School of Management, que han participado este año en el Challenge 2015.

El Challenge es un proyecto de innovación abierta aplicada al aprendizaje donde equipos de alumnos de diferentes programas de la UPF Barcelona School of Management y diferentes nacionalidades trabajan un mismo reto empresarial. Los estudiantes que provienen de diferentes países, realidades, entornos y disciplinas y se convierten en una fuente de ideas frescas, poco contaminadas e incluso disruptivas para las empresas. Estas ideas, mediante las herramientas y dinámicas que proporcionan los docentes, acaban derivando en propuestas o proyectos de negocio que la empresa valora personalmente al final del proyecto. El reto este año lo planteó Intercruises: ¿Cómo generar ingresos de los viajeros independientes después de que hayan salido del barco? ¿Qué le puede ofrecer Intercruises para que su estancia sea mejor y cómo obtener beneficios económicos de eso?

Diez equipos de estudiantes empezaron a trabajar en el reto. Tres proyectos fueron los finalistas y finalmente un jurado formado por representantes de Intercruises y de la UPF Barcelona School of Management escogió al ganador. El jurado apostó por el equipo formado por Eric Sander, Fabien Durand, Mark Chepilev y Sophie Halls y su propuesta Intercruises Geo Cashing. ‘Han hecho una excelente presentación, es una idea consistente, fácil de implementar porque nosotros ya tenemos acuerdos con muchas tiendas y servicios turísticos de la ciudad de Barcelona y, por lo tanto, hemos valorado la originalidad pero también la viabilidad de la propuesta’, destacaron los responsables de Intercruises.

Frescura, ideas innovadoras, una visión externa del negocio, inspiración, emprendeduría son algunos de los valores que el Challenge aporta a las empresas participantes. ‘El papel de la empresa en todo el proceso es muy importante porque no se trata sólo de proponer un reto y que lo trabajen los alumnos sino de un acercamiento real entre empresa y universidad para hablar y trabajar conjuntamente retos reales', apunta Daniel Serra, decano de la UPF Barcelona School of Management.

Tanto es así, que Intercruises está valorando realmente la posibilidad de desarrollar e implementar la propuesta y contar con los propios estudiantes en el proyecto. ‘Nos gustaría ofrecer prácticas profesionales a la Universidad para que, los estudiantes que han trabajado el reto, puedan involucrarse en el proyecto. Ahora hay que trabajarlo y desarrollarlo pero creo, sinceramente, que han hecho un buen trabajo y que ver su implementación real puede ser una experiencia importante para sus carreras’, señaló Olga Piqueras, directora general de Intercruises en Barcelona.

El proyecto ganador

El proyecto ganador, Intercruises Geo Cashing, propone a la multinacional utilizar los principios del geocaching para proporcionar una actividad a los viajeros que llegan a Barcelona en barco. Para ello, deberán esconder pistas o recompensas en espacios de interés de la ciudad que el viajero deberá descubrir mediante un GPS o una app móvil de Intercruises. El juego no sólo ofrecerá al participante una experiencia única y una sensación de explorador independiente, sinó que recibirá también descuentos en restaurantes, en servicios, hoteles, tiendas o establecimientos de souvenirs, que pueden actuar como partners de Intercruises en la actividad.

Así, mediante el geocaching, Intercruises puede hacerse con una interesante base de datos (comportamiento del viajero), además de proponerle ofertas o descuentos propios y también obtener beneficios por parte de las empresas partner que deseen participar en el programa. ‘Lo cierto es que en Intercruises ya tenemos acuerdos con tiendas y servicios de Barcelona con el fin de ofrecer descuentos a los viajeros, se trataría de trasladar esa colaboración al GeoCaching’, comentó Olga Piqueras.

El segundo proyecto finalista, Everywhere Data (Jens Nimmerfroh y Li Mei), proponía a Intercruises un nuevo servicio: la venta de tarjetas SIM locales y planes de datos móviles con tarifas competitivas y servicios adicionales para los viajeros. Finalmente el tercer finalista, Family Holiday Kit (Alexandra Mirella, Beatriz Rodrigues y Gozde Karabiyik), ideó un completo kit con mapas, cupones, una cámara polariod, tickets de metro y un servicio de información online orientado a las familias acabadas de llegar y que desean visitar la ciudad por su cuenta.  

Los alumnos tuvieron la oportunidad de visitar las instalaciones de la sede central de Intercruises en Barcelona, situada en el World Trade Center.

Transversalidad e Internacionalidad

La originalidad del programa Challenge de la UPF Barcelona School of Management no es la práctica del método del caso empresarial que ya hace tiempo que se utiliza en la mayoría de escuelas de negocio y universidades del mundo sino la interrelación con la empresa participante y la transversalidad de las áreas y los alumnos participantes: 120 estudiantes de 40 países diferentes y procedentes de seis Masters of Science diferentes. 'Se trata de un proyecto transversal a todos los Masters of Science que pretende ensayar un nuevo formato colaboratorio basado en el aprendizaje compartido, el trabajo colectivo y la relación entre áreas' explica Daniel Sierra de La Figuera, decano de la UPF Barcelona School of Management.

De este modo, un alumno de Finanzas debe trabajar con otro de Negocios Internacionales, de Marketing, de Business Analytics o de Management. 'Este proyecto favorece el desarrollo de competencias transversales de los alumnos que probablemente no aflorarían si todos fueran de una misma área', añade Serra. Durante dos semanas, universidad, empresa y estudiantes trabajan intensamente a través de una plataforma virtual, donde se realizan sesiones de creatividad e innovación y se comparten ideas, propuestas e incluso modelos de negocio. Los ganadores reciben un diploma acreditativo y una pequeña dotación económica, aunque es la experiencia y la posibilidad de trabajar y contactar con grandes empresas o compañías lo que realmente les motiva. Ferrocarrils de la Generalitat, CAF, CaixaBank y Mango son algunas de las empresas que han participado en este programa.

.