‘Lo mejor del récord de las exportaciones catalanas es el aumento a países extracomunitarios’

  • El profesor Carles Murillo destaca la diversificación geográfica y combinada como la mejor estrategia para la exportación

Las exportaciones catalanas crecen de forma extraordinaria. El Departamento de Empresa y Ocupación de la Generalitat ha hecho públicos los últimos datos correspondientes al mes de noviembre, cuando las ventas al exterior en Catalunya crecieron un 4,4% en términos interanuales, un crecimiento superior al de la media de la zona euro (0,1%)  y al de los países de referencia como Francia (1,2%)  y Alemania (1,4%). 

Unos datos que refuerzan los presentados por la Cámara de Comercio de Barcelona. Según esta institución,  entre el 2005 y el 2013, las exportaciones han pasado del 30,3% del PIB de Catalunya al 37,7% y el número de compañías con clientes extranjeros de manera regular ha subido hasta alcanzar en el 2014 su máximo histórico, 15.915. ‘Lo mejor de los datos sobre las exportaciones catalanas es el aumento del porcentaje destinado a países extracomunitarios’, afirma Carles Murillo, catedrático en Economía Aplicada de la Universidad Pompeu Fabra y director del Máster en Negocios Internacionales en la UPF Barcelona School of Management.

Y es que aunque el 64,3% de las exportaciones catalanas van a la UE, los países extracomunitarios ganan peso. Desde el año 2000 al 2014 han crecido 9,4 puntos porcentuales (del 26,3% al 35,7% del total). ‘Es importante que las empresas no se centren únicamente en los países más cercanos o los llamados emergentes, sinó que vayan más allá y busquen oportunidades en países menos explorados. Eso no sólo les dará una ventaja competitiva sino que diversificarán el riesgo de dependencia’, señala Murillo. 

La diversificación geográfica y combinada es, según Murillo, la mejor estrategia para la exportación. Exportar a países de la UE es relativamente cómodo dado que no existen, en general, barreras arancelarias ni burocráticas, las normativas de sanitarias son las mismas, las infraestructuras de comunicación son eficientes, los gustos parecidos… Sin embargo, la crisis económica los ha convertido en países ‘’de riesgo’. Quizás por ello, el Pla de Acción Internacional que las cámaras catalanas han preparado para el 2015 contempla un total de 51 acciones exteriores, la mayoría en África y Oriente Próximo como destinos principales.

Para Murillo, estos datos son el reflejo del buen trabajo de sensibilización que realizan las instituciones públicas y privadas catalanas y también las instituciones formativas. ‘La internacionalización y la exportación es clave para las empresas. Pero toda aventura exterior tiene riesgos y por eso es importante conocer bien el mercado, analizar las oportunidades de negocio en cada país o continente, el entorno legal y fiscal, etc. Antes de lanzarse hay que prepararse y asesorarse porque la mortalidad de empresas exportadoras cada año es muy alto’. Murillo recomienda ante todo preparación y acompañamiento a las empresas que quieran iniciarse en la exportación, sean del sector que sean.

.