El IDEC-UPF apuesta por la formación especializada de los profesionales del cine y de la TV

Es indiscutible que el cine catalán está pasando por un buen momento. En el año 2010, se produjeron, en el Estado español, 200 películas, de las cuales 100 fueron producidas en Cataluña. En la entrega de los Premios Gaudí (enero 2011), Joel Joan, presidente de la Academia de Cine Catalán, afirmó que “La cosecha de este año ha sido excepcional, porque hay películas de todos los géneros que, además, han tenido público”. Entre otras películas realizadas en el último año, podemos citar Elisa K, de Judith Colell y Jordi Cadena, que recibió el Premio Festival del Jurado de San Sebastián, o Pa Negre, de Agustí Villaronga, que se llevó nueve Goyas, entre ellos el Goya al mejor guión y al mejor director.

El buen momento que está pasando el cine catalán, no obstante, no es fruto de la casualidad. En un artículo publicado en La Vanguardia el pasado 28 de marzo, se destaca el trabajo del Festival de Sitges y de algunas productoras que apuestan claramente por el desarrollo del cine catalán. También destaca el trabajo que están realizando las instituciones dedicadas a la enseñanza del cine, entre las que se encuentra la UPF, que a través de su Máster en Documental de Creación se ha convertido en un referente para los futuros cineastas y realizadores.

Tras la buena acogida del Máster en Documental de Creación, el IDEC-UPF sigue apostando por la formación en el sector cinematográfico. El próximo mes de octubre, se celebrará la primera edición del Máster en Guión y Dirección de Ficción Cinematográfica. Cine de Autor, dirigido por los cineastas y profesores de la UPF, Judith Colell y Jordi Cadena, y el Máster en Producción de Largometrajes para Cine y Televisión, dirigido por Paco Poch, productor, entre otras producciones, de Cravan vs Cravan y La leyenda del tiempo, de Isaki Lacuesta, y Caracremada, de Lluís Galter.

.