El Challenge Garage detecta los siete grandes cambios a los que se enfrentan las empresas

Un estudio realizado por la Barcelona School of Management, la escuela de negocios de la Universidad Pompeu Fabra, afirma que se deben coordinar mejor las necesidades de las grandes empresas con los activos de las nuevas start up. De esta forma, se podrán aprovechar más los procesos de innovación, acercarse a las necesidades reales de los consumidores y rentabilizar las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías y el talento de los empleados. Ese podría ser el resumen de los siete grandes cambios de futuro en la gestión empresarial detectados en los talleres de trabajo por los alumnos de los Master of Science de la Barcelona School of Management y los expertos internacionales que coordinan el proyecto Challenge Garage.

Después de tres meses de trabajo intenso, el grupo internacional de alumnos de máster de la Barcelona School of Management ha marcado los grandes retos de gestión a los que se enfrentaran las empresas a medio y largo plazo, si quieren aprovechar al máximo las ventajas que ofrece un mercado globalizado y multidisciplinar. Los Master of Science de la Barcelona School of Management han reunido este año a 75 alumnos procedentes de 23 nacionalidades distintas y de todas las disciplinas (ingenieros, economistas, abogados, etc.). De su experiencia y sus aportaciones han surgido una serie de líneas de investigación resumidas en siete “iussues” o retos de futuro, válidos tanto para los grupos consolidados como para los nuevos proyectos de emprendedores tecnológicos.

Cocreación y customización

En las conclusiones finales se señala que una mayor interacción entre las ideas y los procesos puestos en marcha a través de start up, y las necesidades reales de las medianas y grandes empresas, puede solventar los problemas de unos y otros, sin que eso signifique que ambos modelos sean excluyentes ni que tengan que aspirar a convertirse una en la otra y viceversa.

Todos los análisis pasan por un mayor aprovechamiento de los datos y las opciones que ofrece el mundo online para que las empresas conozcan mejor a sus clientes y adapten sus productos y sus modelos de gestión a las nuevas necesidades que surgen en el mercado. Procesos como la cocreación, la custominzación o personalización de los productos o el análisis de las bases de datos (big data), son áreas en las que se han centrado los expertos y los alumnos de la Barcelona School of Management para estar a la vanguardia en la investigación de mercados y la organización de las empresas y los procesos de producción.

Tampoco ha faltado el análisis sobre las fórmulas de retención y gestión del talento dentro de las empresas, con más herramientas de comunicación y participación de todos los empleados, algo que supone un cambio de cultura empresarial del que todo el mundo habla, pero que muy pocas organizaciones aplican de verdad todavía.

Formación a la última

Las conclusiones del Challenge Garage de este año, el primero que lo realiza la Barcelona School of Management, van a servir para orientar los estudios y las técnicas de sus Master of Science y de todas las disciplinas y programas que se ofrecen en el centro. A partir de este primera experiencia, se repetirá este proceso cada año y se apostará por las líneas que más interesen en cada momento, para ofrecer una formación de vanguardia a los alumnos internacionales de postgrado de la escuela.

La finalidad del reto ha sido buscar la integración (participantes de diferentes programas se dan cita en este espacio y colaboran a través de la participación) y contribuir a transmitir valores transversales e identificar de los valores que la Barcelona School of Management quiere incorporar en su programación amplia y diversa.

los tres valores que la Barcelona School of Management transmitió en el Challange Garage han sido Creativity, Coopetition y Holistic Thinking. La parte online se llevó a cabo a través de una plataforma de innovación abierta http://www.challengebsm.com. Allí, los estudiantes han tenido acceso a los recursos de aprendizaje y los espacios que facilitaban el concurso de ideas y el trabajo en equipo necesario para resolver el desafío.

De esta forma, la Barcelona School of Management se convierte en uno de los mejores instrumentos que la Universidad Pompeu Fabra tiene para crear líderes capaces de gestionar su propio futuro y tomar las decisiones más acertadas en cada momento. Esa diferenciación en la formación, junto al prestigio y la calidad que le ofrece el Departamento de Economía y Empresas de la UPF, hacen que este nuevo centro de formación para managers se haya convertido en una referencia con dos años de funcionamiento.

.