'Se necesita un órgano independiente para regular contenidos y adjudicaciones en los medios audiovisuales'

Hoy han cerrado definitivamente nueve cadenas de TDT raíz de la ejecución del Gobierno de una sentencia del Tribunal Supremo que determina que estos canales son "ilegales" por un defecto de forma, tal y como demandó la empresa Infraestructuras y Gestión 2002. Atresmedia ha tenido que cerrar Nitro, laSexta3 y Xplora; Mediaset ha cerrado Siete y Nueve; Net Tv ha suprimido Intereconomía y MTV y también ha desaparecido AXN y un canal de ventas. 'Estos canales ocupaban prácticamente un 7% de la audiencia y eran interesantes porque eran canales temáticos que habían fidelizado mucho su audiencia', explica Carles Pont, co-director académico del Máster en Periodismo, Reporterismo y Nuevos Medios y del Máster en Comunicación Política e Institucional del UPF-IDEC.
 
El cierre de estos canales supone la pérdida de ingresos en publicidad a los grupos propietarios, especialmente Mediaset y Atremedia, y la reducción considerable de la oferta televisiva gratuita a los espectadores. ‘La reflexión que debemos hacernos es cómo se hacen las adjudicaciones de licencias en España y la necesidad de tener un órgano independiente que pueda velar por los contenidos y por las adjudicaciones de manera profesional a fin de evitar que esto dependa directamente de un Ministerio y de los intereses de un partido u otro'. Carles Pont considera que la pérdida de contenidos es siempre pérdida de oferta televisiva pero en este caso cree que no afecta de manera grave a la pluralidad. ‘La pluralidad queda afectada desde el punto de vista de contenidos pero también es verdad que no ha afectado a canales generalistas donde la actualidad y la información es especialmente relevante'. Además, Pont considera que, con la irrupción de internet y las redes sociales, el ciudadano hoy en día está más informado y complementa los contenidos televisivos con otros canales para contrastar la información.

.