Mango apuesta por los estudiantes y la metodología de formación de la UPF Barcelona School of Management

  • El Challenge 2014 es un proyecto de innovación abierta aplicada al aprendizaje donde la empresa de moda catalana participará conjuntamente con docentes y 120 estudiantes internacionales de la UPF
  • Se pretende ensayar un nuevo formato colaboratorio basado en el aprendizaje compartido, el trabajo colectivo y la relación entre áreas

La empresa catalana Mango ha apostado por la escuela de negocios de la Universidad Pompeu Fabra para participar en un proyecto que une estudiantes, la universidad y el mundo de la empresa. Esta es la filosofía del Challenge 2014, un proyecto iniciado hace tres años por la UPF Barcelona School of Management que quiere avanzar hacia un nuevo modelo integral de aprendizaje basado en la resolución de retos empresariales reales y que realmente conecte los alumnos con el mundo profesional.

La originalidad de este programa no es la práctica del método del caso empresarial que ya hace tiempo que se utiliza en la mayoría de escuelas de negocio y universidades del mundo sino la interrelación con la empresa participante y la transversalidad de las áreas y los alumnos participantes: 120 estudiantes de 40 países diferentes y procedentes de siete Masters of Science diferentes. 'Se trata de un proyecto transversal a todos los Masters of Science que pretende ensayar un nuevo formato colaboratorio basado en el aprendizaje compartido, el trabajo colectivo y la relación entre áreas' explica Daniel Sierra de La Figuera, decano de la UPF Barcelona School of Management.

   

De este modo, un alumno de Finanzas deberá trabajar con un de Negocios Internacionales, de Marketing, de Business Analytics o de Tecnologías de la Información. 'Este proyecto favorece el desarrollo de competencias transversales de los alumnos que probablemente no aflorarían si todos fueran de una misma área', añade Serra. Durante dos semanas, universidad, empresa y estudiantes trabajan intensivamente a través de una plataforma virtual, donde se realizan sesiones de creatividad e innovación y se comparten ideas, propuestas e incluso modelos de negocio. El papel de la empresa en todo el proceso es muy importante porque no se trata sólo de proponer un reto y que lo trabajen los alumnos sino de un acercamiento real entre empresa y universidad para hablar y trabajar conjuntamente retos reales'.

El reto de Mango

La presentación del Challenge 2014 se hizo ayer con la participación de Mango con Eva Fité, responsable de evaluación y desempeño dentro del área de RRHH de la empresa, quien planteó a los estudiantes un reto de innovación. La empresa de moda catalana explicó que desde 2010 la compañía ha vivido un importante crecimiento mundial fruto en parte de la expansión de la empresa (2.700 puntos de venta repartidos en un total de 105 países) y la creación de nuevas líneas de productos como pueden ser HE, niños, Violeta o S & L. Para Mango es clave encontrar nuevas herramientas innovadoras de publicidad que les permita llegar a diferentes segmentos de consumidores en todo el mundo. Y este es el reto que trabajará el Challenge 2014.

 

Los estudiantes que provienen de diferentes países, realidades, entornos y disciplinas diferentes se convierten en una fuente de ideas frescas, poco contaminadas e incluso disruptivas. Estas ideas, mediante las herramientas y dinámicas que proporcionan los docentes, acaban derivando en propuestas o proyectos de negocio que la empresa valorará personalmente al final del proyecto y escogerá un ganador. 'En definitiva se trata de que el alumno desarrolle unas competencias propias y una determinada manera de trabajar que pueda replicar después en el mundo de la empresa. Pensamos que los profesionales del futuro tendrán que trabajar en un entorno cambiante y compleja tanto en cuanto a las formas de organización, de comunicación o del trabajo y nuestro objetivo es impartir una formación global y basada en la ciencia y el análisis de datos que les permita tener una mirada crítica, responder de forma rápida a los retos constantes y liderar de forma competente en un entorno complejo ', señala Serra.

Aplicar la ciencia a los negocios

Los programas de Mester of Sciences impartidos por la UPF Barcelona School of Management se distinguen por su metodología plenamente científica y muy centrada en el análisis y el procesamiento de datos aplicado al mundo de los negocios. Se dirigen a jóvenes graduados que quieren prepararse para la gestión y el management del siglo XXI y se imparten íntegramente en inglés en un entorno altamente internacional. En esta edición, la UPF cuenta con 120 estudiantes que cursan septiembre Masters of Science con especializaciones diferentes (International Business, Corporate Finance and Banking, Management, Marketing, Business Analytics, Strategy for New Business Ventures o ITC Strategic Management). El 85% de los estudiantes son extranjeros procedentes de hasta 40 países diferentes. Este componente internacional es también muy valorado por las empresas que buscan en esta experiencia jóvenes talentos con visiones y perspectivas diferentes.

.