Carme Martinell habla de los retos de futuro en el periódico Ara

Carme Martinell, directora general de la Fundación Instituto de Educación Continua, fue entrevistada por el periódico Ara  el pasado 25 de noviembre, día de las elecciones al Parlament de Catalunya. La entrevista se publicó en un suplemento especial del periódico titulado “Catalunja!”, que mostraba la fuerza y la excelencia de las empresas e instituciones del territorio catalán, que en el ámbito educativo congrega la mayoría de universidades mejor valoradas y con una formación enfocada a la internacionalización.

A continuación pueden leer la entrevista completa:

Formación de posgrado con la calidad de la Universdad Pompeu Fabra

La Barcelona School of Management y el IDEC ofrecen respuesta a las necesidades de formación de profesionales, empresas y organizaciones, de aquí y de todo el mundo, en todos los ámbitos de conocimiento de la Universidad Pompeu Fabra.

La Barcelona School of Management y el IDEC se integran en la Fundación Privada Instituto de Educación Continua, creada el 1993 por la UPF y por un grupo de empresas e instituciones económicas comprometidas con el talento como fuente de desarrollo de las organizaciones y de la sociedad. Desde 2011, Carme Martinell es la Directora General.

¿Cómo pueden competir las empresas e instituciones catalanas a nivel europeo e internacional, teniendo en cuenta el actual y desalentador contexto socioeconómico?

Lo que no podemos hacer las empresas e instituciones catalanas en este momento “desalentador” es quedarnos paradas, ver pasar la crisis, porque al final nos podemos dejar llevar por este contexto negativo. Toda crisis comporta una oportunidad que es necesario buscar y aprovechar. ¿Cómo? Con innovación, buscando las condiciones más favorables para ser competitivos en un contexto que ya no es mercado laboral, nacional o estatal, es el mercado global.

¿Qué nuevas necesidades empresariales han desencadenado, precisamente, este contexto?

Por un lado, la gestión de la complejidad requerirá una capacidad de análisis que hasta ahora no se exigirá a los profesionales. Por un lado, la exposición automática, gratuita e inmediata con un volumen difícilmente digerible de contenidos conllevará la necesidad de criterio y discernimiento. La velocidad de los cambios y la incertidumbre están modificando los modelos estables con los que no hemos movido hasta el momento y requerirán profesiones versátiles y flexibles. Con los nuevos marcos de relación, sin fronteras, exigirán competencias relacionadas con la colaboración y la capacidad de creación conjunta.

El talento, esta es la principal materia prima de toda organización y nos tenemos que tomar muy en serio todo lo que como sociedad podamos hacer florecer. Hablar de talento, en este nuevo contexto, es hablar de tres dimensiones: conocimientos sólidos y fundamentados, no líquidos e intuitivos; competencias interpersonal que permitan adaptarse a un mundo cada vez más en red en el que la colaboración y la coopetencia desplacen al individualismo y la competencia tradicionales; y actitud, una predisposición positiva al cambio, espíritu crítico, proactividad y una mentalidad abierta a nuevas realidades.

En este marco, ¿de qué competencias dotan a sus alumnos?

En la Barcelona School of Management y en el IDEC tenemos una gran suerte: la diversidad de programas y de perfiles de estudiantes. Esta diversidad nos permite una conexión muy próxima con diferentes industrias y profesiones y nos da una visión privilegiada de las necesidades profesionales y sociales. Esto nos permite un doble enfoque: profundidad vertical (formamos grandes especialistas en cada materia) y transversalidad horizontal (exponemos a nuestros estudiantes y antiguos alumnos a la diversidad científica de la universidad, para que abran su mirada a otros mundos que también conviven a la institución).

Este es nuestro reto y nuestro compromiso: contribuir al desarrollo de profesionales especialistas en disciplinas concretas y con una mirada muy amplia sobre el mundo.

¿Qué valor añadido representa la formación de la Barcelona School of Management y el IDEC para los líderes del futuro?

El valor añadido de nuestra formación recae esencialmente en dos pilares. El primer es la especialización. Disponemos de una oferta muy amplia de programas avanzados en diferentes disciplinas, siempre conectadas con la realidad de las diferentes industrias a las que sirven y con el día a día del ejercicio profesional. Desde el Máster en Dirección Financiera y Contable de la Empresa al Máster en Edición, pasando por el Máster en Documental de Creación, para poner sólo algunos ejemplos.

El segundo es la aproximación científica al conocimiento. Esta aproximación implica una mentalidad analítica muy acusada y una orientación a la creación de valor desde el rigor y la realidad, desde la evidencia empírica y no sólo desde el conocimiento intuitivo. El profesorado de la  UPF, conocido y reconocido por esta mentalidad científica y pionero en diferentes rankings internacionales por su contribución a la creación de conocimiento, es un activo fundamental para transmitir esta sensibilidad a los participantes de nuestros programas. 

¿En qué materias focalizan su formación? ¿Cuál es el perfil de sus alumnos?

Entre la Barcelona School of Management y el IDEC ofrecemos más de 190 programas de formación relacionados con los tres ámbitos de conocimiento en los que se ha especializado la Universidad Pompeu Fabra, las ciencias sociales y humanes, las ciencias de la salud y de la vida y las ciencias de la comunicación y las tecnologías de la información.

Nuestra oferta alcanza la formación propia de una escuela de management (MBA, Másters y Postgrados en Administración y Dirección de Empresas, Finanzas, etc.) así como programas en áreas tan diversas como Comunicación y Medios Audiovisuales, Creatividad en Medios Digitales, Economía y Gestión de la Salud, Gestión Cultural, Derecho, etc.

Específicamente en el ámbito del management estamos apostando fuertemente por los programes MSc, o Masters of Science, nombre con el que se conoce internacionalmente los másters dirigidos a profesionales sin experiencia y con una visión internacional. Estos programas se imparten íntegramente en inglés y el 84% de nuestros alumnos son de procedencia internacional.

¿Qué puede destacar del equipo docente?

Lo más destacable de nuestro equipo docente es el equilibrio entre el profesorado experto y reconocido internacionalmente por su contribución científica en las diferentes áreas académicas de la UPF y los profesionales en activo de los diferentes sectores e industrias a las que dan servicio.

En el ámbito de la investigación destacan Robin Hogarth, que investiga la economía del comportamiento, una disciplina entre la psicología y la economía; o Ana Valenzuela, decana de la Barcelona School of Management que investiga sobre el comportamiento del consumidor en diferentes contextos culturales. Por lo que respeta a los profesores que combinan su tarea docente con la profesional, contamos con Jordi Balló, que ha impulsado algunos proyectos más renovadores del cine español en los últimos años en el campo de los documentales de creación; Vicenç Navarro, a quién su prestigio internacional en el ámbito de las políticas públicas y sociales les ha llevado a asesorar la ONU, la OMS y a multitud de gobiernos de todo el mundo; Xavier Puig, gran conocedor del sector bancario y referente de opinión en los medios por explicar con sencillez el complejo mundo de los mercados financieros; o Daniel Sánchez-Crespo, experto en videojuegos y colaborador habitual de plataformas como PSP, Nintendo DS o Xbox360. Esta es sólo una muestra de los docentes que imparten clases en nuestra institución.

Des de su posición de experta, ¿qué relaciones empresariales y comerciales prevén que se desarrollen en el ámbito internacional a corto plazo?

Las empresas que seguirán son las que avancen detectando y cubriendo las necesidades futuras más que los problemas del pasado en un contexto global sin fronteras geográficas. Este “avanzar” se traduce en capacidad de generar nuevos productos y servicios para nuevas necesidades integrando y transformando los ya existentes o customizandolos, el cliente compra lo que quiere y elige el momento, la forma y el lugar.

Para la construcción y crecimiento de estas empresas es necesaria la colaboración de sus clusters e incluso de sus competidores. También es necesaria la capacidad para repensar y cuestionarse continuamente, esto implica estar en continuo proceso de aprendizaje. Por último, y no menos importante, una vez asignado el éxito o beneficio, las empresas deberán competir e reinvertir en la sociedad.

En este horizonte, ¿qué retos de futuro se plantean?

El contexto que le comentaba en la anterior pregunta, precisa de profesionales que se anticipen a las situaciones, que tengan una visión integradora de la realidad empresarial y que busquen en su proceso de aprendizaje una ruta personal para resolver su proyecto. Por este motivo los tres principales retos de futuro de la Barcelona School of Management y del IDEC serán dar respuesta a las necesidades emergentes; asegurar el pensamiento integrador e interdisciplinar de nuestros alumnos, aunque manteniendo la especialización; y adaptarnos a la realidad específica de cada participante a través de una formación customizada.

Carme Martinell
Directora General de la Fundación Privada Instituto de Educación Continua de la UPF

.