Cambios y novedades en la declaración de la renda 2015

A partir del mes de abril comienza cada año una nueva campaña de la declaración de la renta y es importante conocer las novedades y los diferentes puntos a tener en cuenta. En su primer dia, Hacienda recibió más de 310.000 declaraciones de los contribuyentes, un 50 % más que en en el año pasado, según informó la Agencia Tributaria. Pero, ¿estamos al caso de los últimos cambios? ¿Nos hemos asesorado bien antes de aceptar el borrador?

Albert Sagués, profesor del Máster en Asesoría Fiscal de la de la UPF Barcelona School of Management nos detalla algunos de los aspectos que deben tenerse en cuenta este año:

Deducción por adquisición de vivienda: Si adquirió su vivienda antes del día 1 de enero de 2013 y puede disfrutar de la deducción por la hipoteca que esté pagando, recuerde que solamente puede aplicar la deducción sobre la hipoteca originalmente solicitada, sin tener en cuenta ampliaciones de importe de la misma hecho que muchas veces no recoje el borrador y puede llevar a aplicar la desgravación de forma errónea.

Importe pagado en concepto de cuota de Régimen Especial de Trabajadores Autónomos: Si es usted empresario y trabaja para su empresa cobrando una nómina, pero debe cotizar en el Régimen de Autónomos (RETA) recuerde que puede usted deducir como gasto las cuotas pagadas al RETA, hecho que tampoco contempla el borrador de la declaración y que le permite un ahorro fiscal considerable.

Cambios familiares. Los cambios en las unidades familiares -bodas, divorcios o parejas de hecho- modifican las cantidades a desgravar y muchas veces los borradores de la Renta no dan cuenta de ello. Un ejemplo sería el de una pareja de recién casados con hijos de matrimonios anteriores bajo su cargo: es importante verificar que todos constan como menores a cargo, ya que de otro modo podría ser que uno de los componentes de la pareja aparezca con más hijos a cargo que el otro. En este punto es preciso destacar el caso de aquellos que tengan personas mayores a su cargo, ya que también pueden obtener una bonificación por dicha situación.

Personas con discapacitados a cargo. En este caso hará falta acreditar la minusvalía de la persona que se tenga a cargo.

Hijos de entre 18 y 25 años en casa de los padres. Los padres con hijos mayores de edad pero menores de 25 años que vivan en la misma casa pueden desgravarse una cantidad por mantenerlos, siempre que estos no sumen unos ingresos superiores a unos 8.000 euros. En tal caso, los progenitores no podrán obtener ninguna bonificación.

Alquiler de vivienda habitual. A partir del año que viene se introducen cambios en este apartado, pero por ahora aún se puede desgravar el alquiler de la vivienda habitual. Hay que ir al tanto si se comparte piso, ya que el importe a desgravar también se tiene que dividir entre los firmantes del contrato.

Donaciones a entidades sin ánimo de lucro. También desgravan y muchas veces no quedan recogidos de forma automática. Para poderlas incluir hará falta un certificado que acredite la donación.

Profesionales autónomos. Hay que examinar bien todos los gastos que sean deducibles por la actividad profesional que se realiza, desde transporte hasta facturas telefónicas, hasta tiques de comida. Sin embargo, hay que evitar "pasarse de listo" e incluir gastos que en un momento determinado no se pueda justificar que se han efectuado por motivos laborales.

Afectados por las Preferentes. Una de las principales novedades del año es la posibilidad de que la gente que hubiera perdido dinero con las preferentes lo compense con ganancias patrimoniales, en la mayor parte de los casos obtenidos gracias a la venta de las acciones de la entidad financiera obtenida a raíz del canje de las preferentes.

.