¿Es el mercado de la deuda la nueva burbuja económica?

La deuda pública en España ha alcanzado máximos históricos, según los últimos datos  publicados por el Banco de España y por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La deuda pública ha alcanzado en marzo 1,04 billones de euros, tras crecer 6.283 millones respecto a febrero y ronda ya el 99% del PIB. El grueso de la deuda en manos de las administraciones públicas se encuentra en valores a medio y largo plazo, que suponen más de dos tercios de la deuda total. Ante esta situación, ¿cuáles son los riesgos?

‘El mercado de renta fija tiene riesgo. Mucho riesgo’, explica Oscar Elvira, director del Máster Universitario en Mercados Financieros de la UPF Barcelona School of Management. Según Elvira, al invertir en renta fija tomamos tres grandes riesgos. En primer lugar el riesgo emisor, el riesgo de no recuperar el dinero que se ha prestado por incapacidad de pago del propio emisor (este sería un posible riesgo del acreedor de deuda griega). En segundo lugar, el riesgo de liquidez, es decir, la dificultad de vender o comprar un bono (este sería, por ejemplo, el riesgo sufrido por miles de inversores con las participaciones preferentes entre los años 2011 y 2012). Y finalmente el riesgo de mercado, el riesgo que el precio de los bonos pueda caer, es decir, que si los bonos suben las TIRs (Tasa Interna de Rentabilidad) o rentabilidades ofrecidas, los precios de los bonos ya emitidos bajarán. Esta es la situación actual que está provocando que los inversores de bonos, en la última semana tengan grandes pérdidas y aún pueden perder mucho más’, augura.

Elvira explica que en los últimos meses se ha vivido una situación única donde los Estados cada vez están más endeudados y el coste del endeudamiento es cada vez más bajo. ‘Un inversor que compra productos de deuda, bonos de estados como España, Alemania, Francia, Italia..., veía como los bonos ya adquiridos, cada día tenían más valor, provocando grandes beneficios. Pero dicho mercado de bonos llegó a la situación que las tasas de los bonos a 10 años llegaron a ser cercanas al 0%, Alemania concretamente al 0,05%’. Entonces, ¿es esto sostenible? ‘Mientras el BCE (Banco Central Europeo) emita 60.000 millones de euros mensuales cuyo destinatario sea los bancos del sistema que con dicho dinero compran los bonos de deuda pública, podría ser que sí. Al comprar todos los bancos europeos bonos de deuda pública, por una ley de oferta y demanda, los precios de dichos bonos suben de precio, y de forma inversa han caído las TIRs ofrecidas’, explica.

Pero atención, porque según Elvira se podría decir que se ha creado una gran burbuja en el mercado de deuda, hasta el punto que algunos bonos, según qué plazos, están ofreciendo tasas negativas. ‘Es decir, se invierte más dinero comprando la deuda de los países que la cantidad de dinero que dichos países acabarán devolviendo en la fecha de vencimiento’.

¿Qué expectativas hay? ‘Lo más lógico sería pensar que las tasas de interés de los bonos deberían subir, con la consecuente bajada de los precios de los bonos’. A modo de ejemplo, Elvira nos habla del bono alemán. ‘En estos tres días ha pasado de ofrecer un 0,40% a un 0,738% actual (14/05/2015), y el bono de Estados Unidos está ofreciendo, al mismo plazo, una rentabilidad del 2,265%. Un inversor de renta fija, esta semana está soportando elevadas pérdidas’.

Oscar Elvira lo tiene claro: ‘si la expectativa es que los bonos aumenten su rentabilidad, el mercado de deuda bajará’. Parece que lo normal es que esto suceda aunque cuesta cuantificar la fortaleza que pueden tener los bancos de comprar deuda debido al préstamo a coste casi cero que reciben del BCE.

 

.