Jordi Balló y Xavier Pérez publican 'El mundo, un escenario. Shakespeare: el guionista invisible'

Los profesores de comunicación audiovisual Jordi Balló y Xavier Pérez han presentado su último libro El mundo, un escenario. Shakespeare: el guionista invisible donde realizan un análisis de la "decisiva" aportación de William Shakespeare a la ficción contemporánea, especialmente en cine y series televisivas.

Ambos son profesores de la UPF. Xavier Pérez es experto en narrativa y crítica cinematográfica y televisiva, y Jordi Balló en cine expuesto, narrativa fílmica y documental de creación. Balló es el director académico del Máster en Documental de Creación de la UPF Barcelona School of Management. Este es el tercer trabajo que realizan conjuntamente tras libros ya clásicos sobre el funcionamiento de la ficción audiovisual como La semilla inmortal a Yo ya he estado aquí.

Los autores evocan la influencia de Shakespeare en la ficción audiovisual contemporánea. Los inicios in medias res, la coralidad de personajes y situaciones, la síntesis de tragedia y comedia, la dramatización de la naturaleza, los diálogos adversativos o el paroxismo de la violencia son recursos que el teatro de Shakespeare ya experimentó. ‘La ficción contemporánea los sigue adoptando y remodelando de una manera particularmente insistente, tal vez porque en estos momentos se ha hecho más visible que el mundo camina hacia su constante autorrepresentación’, argumentan.  De Juego de tronos a El caballo de Turín, de Funny Games a Breaking Bad, de El amigo de mi amiga a The Big Bang Theory, entre otros muchos ejemplos, Balló y Pérez identifican nexos, desgranan incidencias y saltan con absoluta elegancia por encima de tiempos y épocas, con el fin de mostrar un entramado de relaciones significativas.  
Breaking Bad y Dexter son algunas de las series que representan mejor el uso de los protagonistas malignos, así como la concepción de las batallas de Juego de Tronos, y los monólogos y las traiciones en House of Cards, todas ellas con la idea de que el mundo es un poder corrupto. "Es un camino de ida y vuelta que hemos tratado que sea productivo e interesante para conocer mejor el mundo audiovisual contemporáneo", manifiesta Jordi Balló, que ha asegurado que estos procedimientos shakesperianos continúan vivos y son más potentes en el siglo XXI que en el siglo XX.

.