Acuerdo de colaboración entre el Colegio Oficial de Bibliotecarios-Documentalistas y el IDEC-UPF

Carme Martinell, directora general del IDEC-Universitat Pompeu Fabra, y Begoña Aguilera, presidenta del Colegio Oficial de Bibliotecarios-Documentalistas de Cataluña han firmado un acuerdo de colaboración en el marco del Programa de postgrado de Animación Sociocultural y Desarrollo Comunitario: Gestión de Proyectos y del Máster universitario de Documentación Digital (online).

Gracias a este acuerdo de colaboración, los colegiados del mencionado colegio podrán beneficiarse  de un descuento del 10% sobre el total del importe de la matrícula de estos programas. Asímismo, el colegio contribuirá a difundir los dos programas mediante su web y sus canales de difusión 'habituales.

Las bibliotecas son por definición equipamientos culturales de proximidad, centros que han de arraigarse en el medio en el que se encuentran. Las bibliotecas son un sector actualmente en expansión: son la única competencia cultural obligatoria de los municipios. La colaboración con los ámbitos educativos no formales (básicamente educación en el ocio y educación de adultos) es una de las funciones de estos equipamientos. Por lo tanto la biblioteca, tanto pública como privada, es también un ámbito de intervención social y educativa, un espacio de cohesión social donde las técnicas de dinamización y de animación sociocultural son muy apropiadas. Los bibliotecarios captan nuevos públicos, potencian la dimensión social de la biblioteca como un espacio facilitador de procesos democratizadores de la cultura y como un espacio de encuentro y socializador de las prácticas individuales de acción y consumo cultural.

Vivimos una multiplicación de las fuentes de acceso a la información (TIC) y las bibliotecas son un elemento clave en la formación en nuevas tecnologías. Las TIC facilitan la democratización y la generalización del acceso a las fuentes de información a aquellos que tienen próxima la tecnología, pero puede también generar exclusión para aquellos sectores que no pueden acceder con facilidad o sufren un desconocimiento de las nuevas herramientas tecnológicas . Las bibliotecas pueden contribuir activamente a hacer de la sociedad de la información, la sociedad del conocimiento, haciendo accesible la información a la mayoría de la población, y garantizando su abordaje de forma igualitaria. El objetivo es convertir la biblioteca en un equipamiento cultural rico y dinámico, abierto a la creación, con una oferta diversificada y de calidad, promoviendo la participación de los públicos usuarios y los diferentes agentes culturales del territorio y de la ciudad.

.