Sobre el 'Big Bang', la Comunicación científica y el reconocimiento del talento, por Vladimir de Semir

El descubrimiento por parte de científicos de Estados Unidos que han detectado con un telescopio del Polo Sur las "ondas gravitacionales" generadas después de la creación del Universo con el Big Bang, ha tenido un enorme eco mediático y hay quien habla ya de un descubrimiento digno de Premio Nobel. 'Sin duda, es una noticia de alcance mundial que tiene una gran trascendencia desde el punto de vista científico si bien no tanto en la afectación que tiene sobre el individuo. Sin embargo, es un tema con mucho interés mediático porque tiene un impacto directo con la curiosidad innata del ser humano por saber de dónde venimos", explica Vladimir de Semir, director académico del Máster en Comunicación Científica de la UPF-IDEC.

Desde el punto de vista comunicativo, De Semir aplaude la estrategia elegida para difundir este estudio. El descubrimiento ha sido anunciado por el Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica de Massachusetts y recogido por la revista británica Nature, de gran prestigio científico. La presencia de la ciencia en los medios no es fácil pero en este caso se juega con la espectacularidad de la información sobre el espacio, el universo, el origen de la vida y, en el fondo, sobre la existencia de Dios y esto atrae mucho a los medios'.

Josep Baselga y Joan Massagué

De Semir, sin embargo, considera que hay muchas otras noticias de alcance científico que acaparan menos la atención de los medios a pesar de que seguramente tendrán más trascendencia y repercusión directa sobre la sociedad. ‘Quizás aparecen en los medios pero no con la misma intensidad o dimensión que, por ejemplo, el Big Bang’.

Especialmente destaca el nombramiento de Josep Baselga como presidente de la Asociación Americana de Investigación del Cáncer, la más importante del mundo. 'Esto significa no sólo un reconocimiento hacia uno de nuestros científicos más prestigiosos sino un reconocimiento a su trabajo y, por tanto, su trabajo tendrá mayor proyección e incluso un impulso que puede acelerar la llegada de determinados tratamientos'. Un segundo ejemplo es el de Joan Massagué, director del Memorial Sloan Kettering Center de Nueva York (EEUU ) y el descubrimiento del origen de las metástasis del cáncer. 'Son dos casos evidentes del problema que tiene España. Por un lado, tenemos científicos con mucho prestigio y talento y por otro lado aumentan los recortes y la falta de inversión en investigación científica. Esto hace que todo este talento tenga que irse a trabajar fuera y finalmente perdemos la inversión personal , los trabajos y los logros de estas personas. Tenemos un grave problema de prioridades cuando no sabemos favorecer que nuestro talento revierta en nuestro país'.

.