Josep M. Casasús toma posesión como nuevo síndic de Greuges de la UPF

El catedrático emérito de la UPF, Josep Maria Casasús, ha tomado posesión hoy como síndic de Greuges de la Universidad Pompeu Fabra, en un acto que ha tenido lugar al mediodía en la antesala de la Sala de Reflexión del campus de la Ciutadella.

El que ha sido director del Máster en Dirección de Comunicación del UPF-IDEC sustituye en el cargo a Paz Battaner, catedrática emérita de la UPF, que ha ejercido su mandato desde el mes de mayo de 2008.

El acto, en el que han asistido el síndic de Greuges de la Universidad de Girona, Joan Manuel del Pozo, así como varios cargos académicos y de gestión de la Universidad, familiares, amigos y compañeros del Departamento de Comunicación, ha comenzado con una bienvenida a cargo de Jaume Casals, rector de la UPF.

A continuación, Paz Battaner ha tomado la palabra: "El síndic debe ser un mediador que tiene que considerar acciones que son vistas como injustas", ha afirmado. En referencia al doctor Casasús, la profesora Battaner se ha ofrecido a transmitirle la experiencia que ha adquirido a lo largo de estos años.

Seguidamente, el secretario general de la Universidad, Pelegrí Viader, ha leído la diligencia de toma de posesión de Josep M. Casasús, que fue nombrado durante la sesión de Claustro de la Universidad que tuvo lugar el 12 de marzo de 2015.

Josep M. Casasús durante su parlamento, acompañado del rector, Jaume Casals El doctor Casasús, una vez firmada la diligencia, ha pronunciado unas palabras, en las que ha reforzado la idea del síndic de Greuges como figura de mediación de la institución, que debe atender los agravios internos y externos de la universidad: "Me pongo a disposición de los responsables académicos para todo lo que haga falta", ha afirmado.

Josep M. Casasús ha continuado su parlamento con tres referencias personales. En primer lugar, ha mencionado a Llorenç Gomis, primer síndic de Greuges de la UPF y director de su tesis doctoral, con quien tenía muchas afinidades; en segundo lugar, a su mujer, presente en el acto, y en tercer lugar, a Paz Battaner. El nuevo síndic ha terminado su intervención con una cita de Cicerón: "Adulescentes senum praeceptis gaudent, quibus ad virtuta studia ducuntur".

Jaume Casals, en el parlamento de clausura del acto, ha agradecido a Paz Battaner la labor que ha realizado a lo largo de estos años: "Veo que es un trabajo que uno se toma con un compromiso personal muy alto", ha enfatizado. En referencia a Josep M. Casasús, ha recalcado que se trata de una persona que ha hecho un trabajo extraordinario de aunar la diversidad en las épocas que se ocupó del Departamento y la Facultad de Comunicación: "Si ahora quiere ser síndic de Greuges, esto hace aumentar mi confianza", ha concluido.

Un académico con un estrecho vínculo con los medios de comunicación

Josep Maria Casasús i Guri (Barcelona, 1944) es periodista y catedrático emérito en la UPF. Licenciado en Derecho, se doctoró en Ciencias de la Información en la UAB con una tesis sobre Josep Pla merecedora del premio extraordinario de doctorado. Fundó los Estudios de Periodismo de la UPF, universidad en la que ha ejercido como decano y director de departamento, entre otros cargos. Ha dirigido el Máster en Dirección de Comunicación del UPF-IDEC.

El doctor Casasús ha mantenido un estrecho vínculo con los medios de comunicación en su labor como periodista y como académico. En el campo periodístico, destaca su amplia trayectoria en La Vanguardia, primero como secretario general de la redacción (1983) y, posteriormente, como subdirector, defensor del lector y editorialista. Por otra parte, su aportación al mundo académico incluye más de cien artículos en revistas de investigación y divulgación.

Su trayectoria le ha hecho merecedor de varios galardones, tanto en el mundo del periodismo, con los premios Avui (1979), Gaziel (1986) o Joan Mañé i Flaquer (1988), como en el mundo universitario, donde ha recibido la distinción Jaume Vicens Vives, del Consejo Universitario Catalán, concedida a la calidad docente universitaria; y el Premio a la Trayectoria Docente otorgado por el Consejo Social de la UPF. En el año 2011 el Gobierno de la Generalitat de Catalunya le concedió la Creu de Sant Jordi a petición de varias personas y de entidades culturales y cívicas.

.