"Seria intel·ligent pensar com ens agradaria viure quan siguem grans i anar dissenyant una societat inclusiva i accessible"

Paulina Ballbé és advocada i especialista en Dret Comunitari de la UE. Dirigeix a la UPF Barcelona School of Management el postgrau en Gestió i Dinamització de Projectes d'Envelliment Actiu i Saludable ("Active & Healthy Ageing Project Management"). Reproduïm a continuació l'entrevista que ha publicat el portal Hola, Design for all   (text en castellà)


Abogada especialista en Derecho Comunitario de la UE, a través de la experiencia en el ámbito internacional y en el mundo académico ha adquirido una amplia visión de los cambios demográficos que marcarán la evolución de nuestra sociedad. A pesar de reconocer algunos intentos por parte de los poderes públicos –como las
acciones de divulgación impulsadas por la Oficina de Gente Mayor Activa del Departamento de Bienestar Social y Familia del Gobierno de la Generalitat—, apunta hacia una mayor sensibilización y la toma de consciencia como los mayores retos para avanzar hacia el modelo social de la diversidad.

P.- ¿Qué es el Envejecimiento Activo?

R.-. La OMS formula el paradigma del Envejecimiento Activo como el proceso de optimización de las oportunidades de salut, participación y seguridad para mejorar las condiciones de vida de las personas a medida que envejecemos. Para que la vejez sea una etapa positiva hace falta que la prolongación de la vida vaya acompañado de oportunidades de vivirla saludablemente y de participar en la sociedad, con dignidad y con la protección y asistencia necesarias. Es un concepto ‘biopsicosocial’: no se reduce a estar libre de enfermedades, sino que implica el mantenimiento óptimo de los aspectos psicológicos y sociales.

P.- ¿Cómo afecta al modelo actual de sociedad?

R.- Nos cuestiona si estamos haciendo lo que deberíamos en este sentido y, al mismo tiempo, nos consciencia de la necesidad de prepararnos para vivir en una sociedad con un gran porcentaje de personas mayores. Si tenemos presentes los tres pilares basicos del concepto de envejecimiento activo (salud, seguridad y participación), debemos procurar generar y destinar los recursos necesarios y efectuar la planificación estratégica adecuada, con visión de futuro, para que las personas podamos envejecer bien.

P.- ¿Cómo incorporáis los conceptos de inclusión y accesibilidad en el posgrado?

R.- Están presentes a lo largo de todo el curso porque justamente el objetivo es formar a profesionales que entiendan lo que representa ser mayor y las consecuencias e implicaciones sociales, políticas y económicas del aumento espectacular de la esperanza de vida. Las personas mayores no son un colectivo uniforme, sino un grupo heterogéneo con multitud de intereses, aspiraciones y gustos diferentes.

P.- ¿El enfoque inclusivo está lo suficientemente extendido en el tejido empresarial?

R.- No, en general las empresas todavía no se han dado cuenta de las oportunidades que genera pensar en términos de inclusión y accesibilidad. La RSE avanza lentamente; muchas empresas han empezado a realizar cambios, aunque solo sea por una cuestión de imagen, pero no se responde de manera suficiente a las necesidades de las personas con diversidad de habilidades físicas y sensoriales. En el sector hotelero, por ejemplo, se calcula que miles de turistas dejan de venir a España por falta de servicios adaptado de calidad. No atenderlos supone una segregación y a la vez una pérdida de ingresos. El envejecimiento de la población comportará el aumento de la demanda de productos y servicios relacionados con el ocio, y entre ellos el turismo será seguramente uno de los más demandados.

P.- ¿Qué argumentos utilizarías para convencer a un anunciante o a un creativo para que fuera más inclusivo?

R.- Todas las edades tienen su importancia y cabida, y este hecho debería traducirse en un equilibrio en la visibilidad de cada una de ellas. La vejez también tiene su belleza y deberíais encontrar el modo de ponerla en valor visual y comunicativamente. Los diseñadores tenéis los conocimientos y las herramientas para comunicar el valor de las personas mayores, su contribución a la sociedad, y hacerlo de forma estética y digna.

P.- ¿Es fácil encontrar expertos en marketing y diseño inclusivo?

R.- Estética y accesibilidad tendrán que ir de la mano. La sociedad irá madurando y rechazará -¡esperamos! – una estética solo para algunos. Faltan expertos en comunicación con visión de futuro, que tengan incorporada la idea de que “una comunicación para que sea de calidad tiene que ser accesible”. Faltan, en general, profesionales que entiendan qué significará vivir en una sociedad envejecida, los retos y las oportunidades que generarán.

P.- ¿Las leyes son instrumentos útiles y efectivos?

R.- Es más importante la concienciación ciudadana. Es necesaria la visión colectiva de que seremos viejos y a todos nos irá muy bien tener un entorno accesible, seguro y confortable, a nivel físico y también a nivel psicológico.

P.- ¿Cuál debería ser el papel del usuario en los procesos de diseño y desarrollo de productos o servicios inclusivos?

R.- Es clave y garantía que los productos o servicios tengan aceptación y éxito en el mercado. Se le debe implicar desde el inicio de las reflexiones previas sobre la necesidad o idoneidad. Actualmente se están diseñando muchos productos llamados de Ambient Assisted Living (vida cotidiana asistida por el entorno) para hacer más fácil y segura la vida de las personas mayores y, por suerte, los centros tecnológicos y de innovación se han dado cuenta a tiempo que tienen que incorporar a las personas mayores en los procesos. El proyecto europeo ENGAGE estudia, entre otras, esta cuestión.

P.- ¿Cómo repartirías la corresponsabilidad entre los diferentes agentes implicados?

R.- Pondría delante a la Administración Pública porque es la que dispone de las herramientas más potentes para sensibilizar mediante campañas divulgativas y de formación. Directamente o a través de entidades del tercer sector, que son las que conocen más de cerca las características de los diferentes colectivos sociales. Si la sociedad está mentalizada, los profesores de las escuelas de diseño también lo estarán y formarán adecuadamente a los futuros diseñadores para que trabajen con visión inclusiva.

P.- ¿Cómo podríamos avanzar hacia el modelo social de la diversidad? ¿Qué es lo que más hace falta?

R.- Por encima de todo y antes que nada, educación, formación, sensibilización, conciencia, visión de futuro y coraje para emprender iniciativas que no tienen impacto a corto plazo, sino a mediado y largo plazo. Los recursos se encuentran si a nivel político se aprueba que es una prioridad. Los modelos de herramientas y adaptaciones ya existen, no tenemos que inventar nada sino copiar las buenas prácticas de las sociedades más avanzadas. La regulación se va definiendo y aprobando paralelamente y en sintonía con la conciencia colectiva de la necesidad primordial del respeto hacia el otro.

P.- ¿Cataluña está preparada? ¿Es una sociedad suficientemente inclusiva y accesible?

R.- La OMS impulsa un programa llamado ‘Ciudades Amigas de la Gente Mayor’ (Age-Friendly Cities) que establece unos requisitos para que un territorio o una población puedan considerarse adaptados; en el caso de Cataluña no podemos decir que sea accesible en términos generales, nos tenemos que referir a localidades concretas. En relación a las personas mayores, en Barcelona se han hecho muchas mejoras y ha sido calificada por la OMS como ‘ciudad amiga’, pero si no nos ponemos en serio a pensar como sumamos para construir una sociedad para todas les edades, tendremos que improvisar cuando la población de personas mayores sea muy numerosa: se prevé que en el 2020 el 20% de la población catalana tendrá más de 65 años. Teniendo en cuenta que improvisar suele resultar costoso y que vamos hacia una sociedad con escassos recursos, seria inteligente pensar, como profesionales del diseño y otros ámbitos, reflexionar sobre como nos gustaría vivir cuando seamos mayores. Los británicos son un buen ejemplo: el año 2012 iniciaron un amplio debate en el Parlamento llamado ‘Ready for ageing? (¿Estamos preparados para envejecer?)’ y ya han definido una serie de medidas.

Font: Hola, Design for all
Autor: Alex Dobaño

.