L'augment de l'IVA, opinió d'Oriol Amat

El director del Màster en Direcció Financera i Comptable, Oriol Amat, opina de l?augment de l?IVA en un article a La Vanguardia el passat 1 de juliol. El catedràtic d?economia financera de la UPF dóna la seva opinió de la pujada de l?Impost de Valor Afegit (IVA) promogut pel govern espanyol i apunta que, ?provocarà una caiguda del consum en un moment inoportú, just quan semblava que l?economia mostrava signes de recuperació?.

Oriol Amat afirma que l?increment impositiu no servirà per engreixar les arques de l?Estat ja que ?l?augment de l?1% o el 2% no compensarà les pèrdues de vendes, pel que es deixarà de recaptar el 7% o el 16% corresponent?.

Oriol Amat és director del Màster en Direcció Financera i Comptable i participa com a docent en nombrosos programes de l'IDEC. Les àrees d'interès professional del catedràtic d'Economia Financera i Comptabilitat de la UPF són l'anàlisi d'empreses i la comptabilitat de gestió. Oriol Amat ha publicat recentment el llibre Eufòria i pànic, en què analitza les causes de la situació econòmica actual.

Cliqueu aquí per llegir l'article complert (accés només habilitat per als subscriptors del diari La Vanguardia).

Per als no subscriptors, l'IDEC posa al vostre abast l'article complert (en castellà):

El incremento del IVA , que entra hoy en vigor, se traducirá en una caída del consumo en los próximos meses, pero más por el efecto psicológico de la medida que por una subida real de los precios. "De la misma manera que las ayudas a la compra de automóviles sirvieron para aumentar las ventas y los ingresos del Gobierno, el incremento de impuestos provocará una caída del consumo en un momento muy inoportuno, justo cuando parecía que la economía empezaba a mostrar signos de recuperación", asegura Oriol Amat, catedrático de Economía de la empresa de la UPF.

"La crisis del consumo actual ya tiene un alto componente psicológico, y este tipo de medidas lo acentúan", añade el catedrático. De hecho, tanto la confianza del consumidor como las ventas del comercio, que habían empezado a recuperar cifras positivas en marzo y abril, volvieron a caer en mayo como efecto de las medidas de ajuste anunciadas por el Gobierno. Además, añade Amat, el incremento impositivo no servirá para engordar las arcas del Estado: "El aumento del 1% o 2% no compensará las pérdidas de ventas, con lo que se dejará de recaudar el 7% y el 16% correspondiente".

Ante la medida, la OCU ha calculado que el incremento del impuesto supondrá de media un coste de alrededor de 290 euros al año por familia, siempre que el incremento se traslade íntegramente a los precios de venta. "Con la subida ya efectiva, podremos comprobar si finalmente es el consumidor quien la paga íntegramente o si parte es asumida por empresarios y comerciantes que opten por mantener el precio de los productos", señaló la organización de consumidores. Mientras Lidl se comprometió a absorber el incremento en sus productos, Carrefour asegura que no incrementará sus precios siempre que pueda negociar con sus proveedores y Eroski ofrece vales de compra a sus clientes por el valor del aumento del 1% o el 2% correspondiente.

La OCU defendió que uno de los aspectos "más problemáticos" se encuentra en el IVA de los suministros, al considerar que el criterio de Hacienda respecto a qué porcentaje aplicar en las facturas "suscita dudas entre los consumidores". Aparte de la luz, que no subirá, el resto de los servicios como el agua, el gas, el transporte público, la telefonía e internet afectarán directamente al consumo de productos como la ropa o el ocio, más susceptibles de controlar.

El profesor de Esade Fernando Ballabriga considera que el incremento del IVA tendrá un "efecto puntual" sobre la inflación del mes de julio y se irá diluyendo en los meses siguientes. Ballabriga incide en la inoportunidad del momento en que se aplica la medida, justo cuando la economía había empezado a dar signos de recuperación. Por su parte, un estudio elaborado por Iese alerta de que la subida del IVA que entra en vigor hoy será "inoportuna" para la aún incipiente recuperación, al tiempo que perjudicará a las rentas más bajas y a los jubilados. El Iese estima que el consumo caerá un 1,1% por el incremento del tipo general del 16% al 18% y del reducido del 7% al 8%, y que engrosará las arcas del Estado sólo un 1,7%. "La subida de tipos encarece el consumo y reduce la actividad económica, es decir, el valor de la hora trabajada", resalta el informe.

Los expertos coinciden al señalar que la medida llega en un momento poco oportuno, al entrar en vigor cuando "se empezaba a recuperar la economía y la caída del consumo nos devolverá a cifras negativas", según Amat. "Es cierto que cuando se aprobó la medida parecía que la coyuntura sería mejor de la actual, pero creo que el Gobierno ha tenido poca cintura y no ha sabido rectificar una medida que ahora se ve poco efectiva", añade el catedrático de la UPF. Las previsiones apuntan que la caída del consumo dejará el PIB en -0,5%.

Article publicat a la pàgina 66 de La Vanguardia (01/07/2010)

.